“Ojalá Obama cumpla sus compromisos”

Millones de personas forman parte de los esfuerzos de Amnistía Internacional para lograr un mundo en el que se respeten los derechos humanos.Itziar Ruiz-Giménez, presidenta de Amnistía Internacional España

EL MAL EJEMPLO CHINO "China no ha sacado ningún provecho de los Juegos: sigue ejecutando presos"

UN MUNDO SIN OASIS "En todas partes, incluidas Europa y Oceanía, se vulneran los derechos básicos"

Sergio Heredia – Madrid.- Hoy se cumplen sesenta años desde su firma, y la Declaración Universal de los Derechos Humanos permanece en el epicentro de la tormenta, como un faro en tierra firme. Aprobada tras la II ª Guerra Mundial, como un acuerdo para mantener presentes las miserias del holocausto y los crímenes nazis, la carta se enfrenta hoy a un sinfín de conflictos armados cuyas víctimas suelen ser las mujeres. "La violencia sexual sigue siendo un objetivo bélico. Se está viendo en el Congo", dice Itziar Ruiz-Giménez (38 años), presidenta de Amnistía Internacional España.

La Declaración sigue teniendo el aspecto de una utopía.

Hace falta que los Estados se comprometan. Mientras no lo hagan, será una utopía.

Se abren conflictos por todas partes. Impera una sensación de desconcierto.

Los ataques terroristas sin sentido en Bombay, la situación en la República Democrática del Congo, donde millones de personas sufren violaciones de derechos humanos, Darfur, Gaza, Sri Lanka, Colombia… Ellos sufrirán la recesión económica global: se sumergirán en la pobreza.

¿No hay solución?

La pobreza no es una cuestión natural. Hay responsables: Estados y organismos.

Los grandes villanos…

No daré nombres. Aunque en AI ofrecemos un informe anual donde aparecen los principales conflictos mundiales.

¿Algún conflicto olvidado?

Algunos llevan muchos años desarrollándose, como la crisis en el Congo, donde ha habido tres guerras desde 1998, con cuatro millones de muertos.

Niños, mujeres…

La ONU debe elaborar un mandato que proteja a las mujeres, el objetivo de muchas guerras.

Ellas sufren en Iraq y en Afganistán.

Nunca se tuvo en cuenta el impacto de una guerra en la población iraquí. La guerra de Iraq no ha resuelto nada: un fracaso.

Ahora llega Obama.

Ojalá cumpla sus compromisos, y entre ellos el cierre de Guantánamo. Y sitúe la pobreza en el centro de cualquier reforma.

¿Podrá influir en China de alguna manera?

Los Juegos Olímpicos de Pekín han sido una oportunidad perdida. China nunca ha cumplido el compromiso que había asumido cuando se postuló como candidata. Sigue ejecutando presos, sigue restringiendo la prensa, sigue deteniendo a los ciudadanos por ejercer la política…

¿La comunidad internacional fue ingenua?

Creer en alguien que se comprometió no es ser un ingenuo.

¿Quedan la Unión Europea y Oceanía como dos oasis?

No hay ninguna región en la que no se violen los derechos humanos. España también tiene sus desafíos, como ETA, la violencia de género o la Ley de Memoria Histórica, para que las víctimas de la guerra obtengan la verdad y la justicia.

La Vanguardia (10.12.2008)

Sé el primero en comentar en «“Ojalá Obama cumpla sus compromisos”»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »