“En su origen, los mítines tenían otro

“En su origen, los mítines tenían otro sentido, servían para informar y para convencer, porque a menudo se celebraban en entornos hostiles. Pero ahora los asistentes a los mítines son una hinchada fiel que se presta a servir de puro relleno”. Me suena.

Sé el primero en comentar en «“En su origen, los mítines tenían otro»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »