DECÁLOGO DE LA IZQUIERDA (DESEABLE) CONTRA EL NACIONALISMO (IMPERANTE) EN CATALUÑA

viñeta de El Roto1. El nacionalismo es una ideología reaccionaria que se basa en la idea de una comunidad supuestamente homogénea que debe estar por encima de los ciudadanos. En el caso catalán desde los gobiernos de CiU liderados por Jordi Pujol hasta los de Mas, pasando por el Tripartit y la influencia clave de ERC, se ha ido elaborando un discurso nacionalista que ha resultado hegemónico por la influencia de las instituciones y los medios catalanes.

2. El nacionalismo se inventa un relato imaginario que distorsiona los hechos históricos para adecuarlos a sus objetivos ideológicos, En el caso catalán se ha transformado una Guerra de Sucesión entre una Guerra de Secesión y una Guerra civil con fondo de lucha de clases en una Guerra de España contra Cataluña.

3. El nacionalismo es autoritario e impone una lengua y una tradición como propias frente a lo foráneo. En el caso catalán el castellano, la lengua que utiliza más de la mitad de los ciudadanos catalanes, se ha considerado una lengua no propia que hay que reducir a lo privado. En lugar de considerar el bilingüismo una riqueza se considera un obstáculo para que Cataluña recupere su identidad.

4. El nacionalismo divide a los trabajadores que forman parte de la sociedad entre propios y ajenos según comulguen o no con la ideología nacionalista. Una buena parte de los trabajadores catalanes se siente vinculados con España por sus orígenes y utilizan el castellano como lengua habitual. Se ven así enfrentados a los trabajadores de origen catalán y que utilizan el catalán como lengua habitual por los nacionalistas.

5. El nacionalismo enfrenta a los trabajadores de la supuesta nación con los que forman parte de otras supuestas naciones. Así se enfrentan a los trabajadores catalanas con los españoles para hacerles pensar que los recortes sociales tienen como causa que “España nos roba”.

6. El nacionalismo niega la lucha de clases en favor de la armonía nacional de intereses. Así se presenta a los representantes de la los sectores privilegiados y de los defensores de las políticas neoliberales, como CiU, como “patriotas”.

7. El nacionalismo niega el Estado de Derecho porque por encima de los ciudadanos y las leyes está el «pueblo» (los que se identifican con la nación tal como la define el nacionalismo). Así la Generalitat, como representante de Cataluña, se considera con el derecho de no seguir las leyes.

8. El nacionalismo crea una cortina de humo para ocultar la corrupción y la incompetencia de sus dirigentes. De esta manera se intenta diluir las responsabilidades de Jordi Pujol, de muchos dirigentes de CDC y de la propia estructura del partido de la corrupción que han tenido como práctica habitual. También se pretende esconder un gobierno de Artur Mas que lo único que ha legislado son recortes sociales.
9. El nacionalismo es antidemocrático y quiere imponerse por todos los medios que tiene a su alcance. Se pretende convertir unas elecciones autonómicas en plebiscitarias. Aprobar con mayoría simple una secesión que incluso en el Estatut o en la Constitución para hacer cambios necesitaría 2/3 de los parlamentarios. El modelo de circunscripción electoral hace que el que el voto de un ciudadano de Lérida vale más que el de Gerona y el de Gerona que el de Barcelona.

10. El nacionalismo engaña creando falsas expectativas y ocultando los obstáculos a su proyecto. Nos prometen un paraíso cuando la independencia nos llevaría a una Cataluña sin reconocimiento y sin recursos.

Luis Roca Jusmet
Blog Materiales para Pensar
Barcelona, 3 de septiembre de 2015

Sé el primero en comentar en «DECÁLOGO DE LA IZQUIERDA (DESEABLE) CONTRA EL NACIONALISMO (IMPERANTE) EN CATALUÑA»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »