Grecia, Europa -o lo que quede de ella- ya no va ser la misma

 CariátidesCuando el objeto de deseo se hace de rogar mucho y encima es maltratador, puede suceder que empiece a perder valor a ojos de su enamorado. Por aquí los ciudadanos ya han comenzado a dar la espalda a Europa. Lo hacen a su manera campesina. Bromas sardónicas, desinterés absoluto por lo que se cueza en Bruselas o Estrasburgo. Muchos hablan abiertamente de que preferirían regresar a su moneda, y que les dejen en paz. Y estoy hablando de una región conservadora, nada dada a las aventuras arriesgadas. Ahora se nos dice que Tskalotos ha pedido un tercer rescate y que está dispuesto a aceptar las condiciones de los acreedores. Lo escribo con media pluma, pues me consta que la prensa miente y manipula constantemente, así que quién sabe…

Pero si eso fuera cierto, entonces podría darse una situación disparatada. E invertida. Y es que la lucha por permanecer en Europa quedara reducida a la clase política. Porque a la ciudadanía ya le importa un rábano.

Detrás de mi casa están los montes Taygetos. Y Esparta, la capital de Lakonia. Allí se reúnen cada año los del Amanecer Dorado. No es casual, por supuesto. En esos parajes encuentran inspiración, también iconografía. Y estos caballeros, que se dicen defensores de Grecia a ultranza, pueden ser los siguientes en venir si Tsipras y los suyos no consiguen proteger al país de los depredadores. Y de la ruina y la miseria más absolutas (que es lo que va a traer un tercer rescate sin quita de la deuda)

Es muy posible que Europa, FMI y el dichoso banco hagan morder el polvo a Syriza. No es otra su intención, eso está clarísimo. Se entiende que la clase financiera desee castigar a quien le planta cara. Pero esta victoria les va a costar cara. Pase lo que pase ahora en Grecia, Europa -o lo que quede de ella- ya no va ser la misma. Han caído muchas vendas, hay demasiados desgarros. Y ya está bien que sea así. Era hora.

Y ahora me voy a la playa, que ya está bien de angustias.

Dolores Payas
11/07/15
De su Facebook

Sé el primero en comentar en «Grecia, Europa -o lo que quede de ella- ya no va ser la misma»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »