Tan maja, la Janet.

Janet Sanz¡Hola!, ¡hala’, ¡up!, ja tenim nova regidora, la Janet Sanz, a Nou Barris, el districte de Barcelona tan estimat pel PIT!

«Trepitjo habitualment Nou Barris, Sant Andreu i Les Corts com regidora adscrita a tots tres districtes», dice el angelito en su blog. Trepitjo… Ay, que no hay palabra inocente…

¡Más majo el blog(1) que tiene!, no falta una de la lista de terminología de lo políticamente correcto. Verbigracia, rehabilitación energética (hacerse el lavabo o la cocina nuevos, en lenguaje de la gente «humilde» -recordemos este entrecomillado-), «reconstruir el dret a la ciutat» (me lo explica, si us plau)… Agente de feminización de Iniciativa durante el anterior consistorio, no debería tardar, imagino, en salir a la calle a confraternizar con las féminas del distrito del que será regidora, que imaginamos pisará (?) todavía más ahora. Muchas mujeres con pensiones y sueldos paupérrimos estarán interesadas en hablarle, seguro.

 

Participa, dice en su blog, «de una revolució que avui comença per posar els nostres barris i els nostres carrers al servei de la gent humil.» Podría, desde su antiguo cargo «de regidora a l’Ajuntament de Barcelona per ICV-EUiA», del de «diputada del Parlament (2007-2011)» o desde su puesto como consejera de Barcelona Activa, haber iniciado algo antes esa revolución de la que habla. La revolución quizás también pase por la no acumulación de cargos, por el no eternizarse en los puestos de decisión, para no crear malos hábitos esto último. Quien mucho abarca poco aprieta o de cómo es imposible ser parte de tantos consejos, asociaciones, ejecutivas y ayuntamientos y dejar impronta en alguno de ellos. Igual soy yo, carezco de transversalidad suficiente para multiplicarme así y juzgo a los otros por mis carencias.

Revolucionario sería ver cuántos revolucionarios quedarían si las prebendas que acompañan a los puestos que ocupan fuesen suprimidas. Las izquierdas dan por hecho que las derechas dan por hecho que alcanzar el gobierno les aportará beneficios personales y que por eso lo pretenden. Si esa acumulación de cargos entre las izquierdas va acompañada de una acumulación de salarios, lo dado por hecho se torna bumerán.

Hablo de izquierdas, ¡qué entelequia!. No somos ni Romeo ni Julieta, ya lo dije, ni de derechas ni de izquierdas, somos transversales y así nos va, con naranjito acercándose por el centro izquierda (¡ja!).

Marc Bertomeu, secretario general de Podemos en Barcelona, en el caicus (llámalo caicus, llámalo x) para las autonómicas de este partido, decía no saber si podría compaginar los dos cargos, el que ya tiene y al que en ese caicus (llámalo x) optaba, decía que conocía la dinámica del Parlament (de algo ha de servir la licenciatura), pero no la carga de trabajo, que dejaría uno si no pudiese asumirla. First: ¡Hombre de Dios!, ¡qué tienes veintipocos años!, ¡deja que corra el aire entre las sillas!, que no sé por donde hay escrito algo sobre la acumulación de cargos. Second: Quien mucho abarca poco aprieta o de cómo es imposible…

La mujer del Cesar no solo ha de ser honesta sino parecerlo, dicen que dice el refrán, cuando la mujer es el Cesar ¿lo será y parecerá por duplicado?. «La reducción de cargos de confianza subleva a la oposición contra Colau», titulaba El País, para añadir a continuación que «CiU, PP y Ciutadans se levantaron de la mesa. Por la cifra y por el estupor que les provocó que al encuentro asistieran el marido de la alcaldesa, Adrià Alemany, con cargo en BComú pero no en el Ayuntamiento; el jefe de gabinete de Pisarello, Eloi Badia; y el coordinador de ICV de Barcelona, David Cid, pareja de la cuarta teniente de alcalde, Janet Sanz» (2)

El ego, el ego, el horror de Lovecraft. En un mundo sin ética, a las personas honestas, decía Maqui Navaja, sólo nos queda la estética. Las formas también la configuran. Así, no negándose (off course) en estos ejemplos ni en general la ética, agradecería quizás la gente humilde que, para que la renovación sea completa, se guarde también un cierto sentido de la estética. Se evitaría, de esta forma, que los maledicentes interpretasen erróneamente lo gestos y aplicasen aquel principio de: en política, el más tonto, con que sea un poco listo, se hace con un puestecillo; el listo se hace con dos.

El fin de la externalización de las guarderías (3) y las restantes medidas que plantea BComú, sin embargo, muestran que quizás no obtengamos esa nueva Icaria donde los ciclistas vayan dejando un rastro de rosas, ese edén que el hueco lenguaje político transmite desear, pero que sí nos estemos acercando al fin de las colas en las oficinas de correos los días en que la gente ha cobrado y paga in extremis el recibo de la luz. En este camino, guardemos, pues, el sentido de la estética también.

«Em fa molta il·lusió seguir treballant per millorar la vida de la gent humil de Barcelona, dels i les treballadores, les persones aturades, dones i homes, i construir una Barcelona que respecti la seva gent i li garanteixi el dret a decidir sobre la seva vida, amb unes condicions dignes i justes», añade Janet Sanz, en la presentación de su blog.

Ay, de la gente, de la gente humilde… Ay, de la duplicidad de cargos, ay, ay, ay, de la misma procedencia, ay. Dejad en paz, amigos políticos, a la gente humilde, no vaya al final la gente humilde a manifestar sus dudas sobre si los humildes han llegado ya a la facultad, de Ciencias Políticas en particular. La gran cuestión, sin embargo, amigos, es saber que es lo que la gente humilde es. Cuando, vosotros, políticos, habláis de la gente humilde, ¿habláis de los pobres? ¿también de los honrados (por aquello del pobres, pero…)? La gente humilde, una expresión terminológica carente de significado, es el centro del discurso en política ahora, pero nunca el vacío podrá ser emisor. Será la falta de vitaminas, será.

Será, será, será una rosa o será un clavel el que se llevará el pastel.

Dios, es todo tan hermoso, durante el tiempo muerto pre-electoral, que creo que me voy un rato al lavabo a potar. Será el sindrome de Sthendal, será, será.

Cecilia Miguel, 5 de julio 2015
enBabel 2015, blog de Cecilia Miguel

(1) http://janetsanz.com/
(2) http://ccaa.elpais.com/ccaa/2015/06/29/catalunya/1435606477_459430.html
(3) http://www.eldiario.es/catalunya/Ada-Colau-primeros-alcaldia-Barcelona_0_391611848.html

Sé el primero en comentar en «Tan maja, la Janet.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »