Por la libertad, la igualdad y la fraternidad. Viva la 3ª República.

logo Coordinadora 14A

llegiu versió en català

El próximo 19 de junio se cumple un año de la coronación ‘exprés’ de Felipe VI, después de un prolongado período de descrédito de la institución monárquica jalonado de safaris, caderas, imputaciones, memorias, y fotogénicas empresarias aristócratas y espabiladas, que había dilapidado el capital político acumulado por el anterior rey Juan Carlos desde la ya casi mítica época de la Transición.

En aquellos días, fuimos multitud quienes salimos a las calles y plazas para reclamar que la abdicación del ciudadano Juan Carlos, que había sido designado Jefe del Estado no por la voluntad de todos los españoles, sino de la de un dictador asesino y golpista, diera paso a un cambio real y radicalmente democrático en las estructuras del estado en España.

Durante las últimas décadas, la monarquía ha sido uno de los puntales del sistema bipartidista de alternancia sin alternativas que ha vaciado de contenido los derechos sociales reconocidos por la Constitución de 1978, que ha ignorado la voluntad popular en cuestiones clave, y que ha devaluado la democracia generando la desafección política de amplios sectores del país.

La monarquía, además –y con independencia de las mayores o menores simpatías que, en un momento dado, pueda despertar la persona que la encarne–, es ella misma una institución de carácter profundamente antidemocrático, basada en una anacrónica confusión de lo público y lo privado propia de la Edad Media, y que significa la apropiación patrimonial de la más alta institución del Estado por parte de un pequeño grupo de privilegiados que la retienen, únicamente, gracias a vínculos matrimoniales y de sangre. Y es la república de ciudadanos libres e iguales la única que puede garantizar que nadie, por razón de su nacimiento, fortuna o posición social, ostente privilegios políticos, económicos, sociales o legales por encima de todo el resto de la población.

Es por ello que reivindicamos un Proceso Constituyente hacia la 3ª República Española que profundice en una democracia política y social, donde el valor de cada voto sea el mismo, con independencia del lugar de origen o de residencia de quien lo emita, y donde estén garantizados y sean plenamente ejecutivos los derecho al trabajo, a la vivienda, a la sanidad y a la educación.

Queremos una 3ª República en la que el concepto de democracia alcance a la función social de la propiedad, sometiéndose esta al bien común. Y donde sea posible profundizar en una economía colaborativa que garantice la cobertura de las necesidades básicas y la igualdad de acceso a los servicios fundamentales por parte de toda la ciudadanía, frente a la lógica egoísta y miope del beneficio empresarial.

Hoy es preciso salir a las calles para que esa reivindicación empiece a tomar cuerpo. El cansancio con las viejas formas del poder no puede quedar en un simple cambio de gestores que no afecte a la estructura misma del sistema.

Hoy, más que nunca, la reivindicación de la 3ª República va más allá de la mera sustitución de un rey por un presidente electo. Pero ese es un primer paso necesario en la consecución de una sociedad más justa.

Por ello os convocamos, a todos y todas, a manifestarnos el próximo jueves, 18 de junio, a las 19:00, con nuestras banderas tricolores republicanas en la Plaza Sant Jaume de Barcelona para reivindicar la apertura de un Proceso Constituyente hacia la 3ª República.

¡Viva la III República!
Barcelona, 14 de junio de 2015

Sé el primero en comentar en «Por la libertad, la igualdad y la fraternidad. Viva la 3ª República.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »