Mezclar lengua e ideología aleja del catalán a los catalanes que no somos nacionalistas

En respuesta a la carta El delegado del Gobierno en Andalucía y Albert Rivera, de Rosa Bover, publicada el pasado día 19 de marzo: resulta curioso que la señora Bover diga que una hipotética Catalunya independiente no irá contra nadie hable una persona el idioma que hable, ya que son notorias y abundantes las muestras de discordia y rechinar de dientes por parte de algunos influyentes independentistas cuando se plantea que el castellano también debería ser idioma oficial junto al catalán en una hipotética Catalunya independiente. La excusa general para no hacerlo es que hay que proteger la lengua que parte con menos ventaja. A colación de esto, resulta contradictorio que la señora Bover diga que la inmersión ha sido un éxito y después sugiera que el catalán debe gozar de mayor protección. Si la inmersión ha sido un éxito, ¿cómo es posible que tras 30 años el catalán aún esté en peligro? ¿Se trata quizá de búsqueda disimulada de la hegemonía lingüística, quizá? Admitiendo la semejanza con una persona que se hace al decir que una lengua ha de ser “protegida” o “recuperar la calidad de vida que se merece”, me gustaría apuntar a los que, para mí, son los responsables del estado en el que se encuentra, según ellos mismos, el catalán: en primer lugar, la Generalitat, que durante años ha venido subvencionando mala producción literaria en este idioma con la excusa de que había que escribir en catalán, fuera lo que fuera. En segundo lugar, el nacionalismo, que desde siempre se ha esforzado por mezclar lengua e ideología alejando irremediablemente del catalán a los catalanes que no somos nacionalistas.

elperiodico.com, cartas al director, 1de abril de 2015

Sé el primero en comentar en «Mezclar lengua e ideología aleja del catalán a los catalanes que no somos nacionalistas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »