Incremento del número de suicidios en España motivados por la crisis y silenciados por los medios

La crisis arruina y mata. En España se producen a diario casos de suicidio ante los que los medios no informan.

Se trata de no provocar alarma social y de atenuar la tragedia, se dice. De nuevo los efectos por encima de las causas.

Los ultimos datos oficiales corren de la fecha del 2011 al 2012 de la foto principal. Los suicidios aumentaron en España un 11,3% entre 2011 y 2012. Según los datos publicados por el INE, en España hubieron 3.539 casos (7,5 cada 100.000 habitantes) durante el 2012, la mayor cifra registrada desde el 2005. Cabe constatar que desde que empezó la crisis este incremento es mucho menor, un 2,8% entre 2008 y 2012. Este menor aumento se debe a que entre 2008 y 2010 la tasa de suicidios disminuyó pasando de 7,49 casos cada 100.00 habitantes a 6,69 y posteriormente aumentó pero muy levemente hasta los 6,74 en 2011.

Si bien el total de casos registrados durante los años de crisis no difieren en gran medida al de los años anteriores a la misma, sí que es signtificativo el aumento registrado entre 2011 y 2012.

Más hombres que mujeres

Un 77% de las personas que decidieron quitarse la vida en 2012 fueron hombres y un 23% de mujeres. Este mayor porcentaje de casos masculinos es apreciable en todas las provincias españolas así como a lo largo de todos los años estudiados (2008-2012).

Menor que en otros países desarrollados

Según datos de la OCDE, los casos registrados en España son inferiores al de otros países desarrollados. España, con una tasa de 6,2 suicidios cada 100.000 habitantes en el 2011, tiene una tasa menor a la de Portugal (8,5) y está muy lejos de los altos valores que registra Japón (20,9).

Las causas tienen nombre y apellidos: casta política y financiera. Uno de los últimos casos ha sido el de una mujer minusválida en Málaga. La prensa ocultó el suceso, pese a la aparatosidad de su muerte, presenciada en vivo desde la calle por más de un centenar de personas.

Isabel, divorciada de 56 años, no pudo superar el hecho de verse obligada a dejar su vivienda como consecuencia de un desahucio. La mujer se arrojó a la calle desde el undécimo piso de su vivienda, en la calle Maestro Chapí. Ocurrió el pasado día 7. El cronista se enteró del suceso a través de uno de los testigos presenciales, uno de los muchos que fueron testigos de los agónicos minutos de espera, con la mujer subida a la barandilla del balcón, de espaldas a la calle y haciendo oídos sordos a las desesperadas llamadas disuasorias de policías, bomberos y vecinos. Son noticias que sacuden el país casi a diario y que no se mencionan. Ningún responsable político habla de la proliferación de suicidios en España. Pocas veces aparecen reflejados en las crónicas de sucesos.

Es difícil saber qué suicidios se deben en su integridad a la crisis o bien se habrían producido igualmente debido a la inestabilidad psíquica de las víctimas. De todos modos, es un hecho incontrovertible que estos sucesos se han disparado.

Es un presente duro el que está viviendo España. Tal vez el peor desde la guerra civil española. Y lo peor es que hay poco margen para la esperanza. ¿Cuántos más suicidios se seguirán ocultando en los próximos meses?

Sé el primero en comentar en «Incremento del número de suicidios en España motivados por la crisis y silenciados por los medios»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »