¿Las balanzas sólo son fiscales ?

El debate sobre las balanzas fiscales nos ha distraído de otros componentes que también deben tenerse presentes. el siguiente texto del prestigioso sociólogo Isidro López incorpora elementos que llevamos tiempo sin escuchar. Y no se puede decidir sin una información amplia y variada

«Hoy se han publicado las balanzas fiscales de las relaciones monetarias entre Comunidades Autónomas. Para ser exactos unas balanzas fiscales, porque hay unos cuantos métodos de cálculo. Por ser claros, me importan un bledo las reclamaciones de Cataluña y de Madrid de ser los «paganos» de la fiesta y sus reclamaciones de un nuevo régimen de financiación me parecen despreciables, en ambos casos. Uno de los grandes avances de la ciencia social crítica de los últimos años ha sido descubrir, redescubrir más bien, que las estructuras de poder y el control del proceso de acumulación no son neutrales territorialmente sino que se empotran en distintas formaciones territoriales que vienen a conformar el paisaje real de la explotación, la dominación y la desposesión. Un proceso aparentemente neutro como es la formación de divisiones espaciales del trabajo, de especializaciones, en realidad encubre las posiciones de las partes ganadoras en este proceso. No hay posibilidad alguna de redistribución «de clase» sin que haya redistribución territorial, esto vale tanto para Madrid y Barcelona como para demandar a Alemania que los brutales beneficios que obtuvo, y en menor medida sigue obteniendo, de nuestra burbuja inmobiliaria son obligaciones redistributivas.

 

 

Por lo demás, en este pais, ya desde que Jose Manuel Naredo escribiera «Extremadura saqueada» en Ruedo Ibérico en 1978, queda claro que la riqueza de sus principales nodos económicos es correlativa a la desposesión de los territorios periféricos. Desde luego lo es en términos de recursos naturales y energía por los que el capital jamás paga su verdadero precio, si es que admitimos que, a partir de cierto umbral de consumo, el precio de los recursos cuenta. En el mapa de abajo, balanzas de producción de electricidad pero podrían ser de cualquier otro recurso, las zonas hundidas son sumideros de energía y las elevadas, las zonas de producción. Un mapa que casi invierte perfectamente las balanzas fiscales. Se podría añadir que los vertidos, los deshechos, la contaminación de aguas y aire suelen volver a estos territorios supuestamente deficitarios. Y también lo son en términos del trabajo explotado, ya sea en forma de migración de sus jóvenes a los polos de producción o de explotación de los salarios más bajos de estos territorios. Cómo siempre la pregunta es ¿Quién debe a quién? y, más allá, que significa «la deuda» sino dominación.»

 

Isidro López Hernández, Facebook, 23/07/14

Sé el primero en comentar en «¿Las balanzas sólo son fiscales ?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »