Un héroe de la clase trabajadora

Bob Crow

Obituario

Bob Crow (1961-2014)

Líder del sindicato británico del transporte

Duro negociador y estricto hombre de izquierdas, era también un británico euroescéptico

No en todas partes existe la figura de héroe de la clase obrera. En Gran Bretaña, sí. Uno de sus working class heroes, el sindicalista Bob Crow, falleció ayer de un ataque cardíaco a los 52 años. Bob Crow era el secretario general del sindicato británico del Transporte, el Rail, Maritime and Transport Union (RMT), y el hombre que por última vez estuvo a punto de paralizar el metro de Londres durante 48 horas, hace justo un mes, para impedir el cierre de 260 ventanillas de billetes, lo que hubiera supuesto la pérdida de 950 empleos. Hubo acuerdo por la mínima, y las encuestas señalaban que los usuarios justificaban la huelga. Todo un dolor de cabeza para el alcalde conservador, Boris Johnson.

Ayer fue el predecesor de Johnson en la alcaldía, Ken Livinsgtone -el llamado Ken el rojo- quien ironizaba, no sin afecto, al conocer la noticia: «Tenía asumido que él iría a mi funeral y no yo al suyo. Luchó muy duro por su gente. La única clase trabajadora que aún tiene empleos bien pagados en Londres son sus miembros» (los del RMT). Las condolencias llegaron a la familia de todas partes, desde la oficina del primer ministro, David Cameron, a la del líder laborista, Ed Milliband, sin faltar la del propio Boris Johnson: «Es un día triste».

Bob Crow tenía el verbo y el aspecto -con su gorra calada- que se le supone a un líder sindical clásico, en un país en el que los sindicatos fueron la base del partido laborista y que fueron casi demolidos por Margaret Thatcher («Por mí, se puede pudrir en el infierno», dijo de ella a su muerte). Crow fue inicialmente miembro del Partido Comunista y luego militó en el Labour, pero incluso en este partido se mantuvo en una estricta línea de izquierda, siempre atacado por el el centro y la derecha. En el 2002 tomó las riendas del RMT y elevó el número de asociados de 20.000 a 80.000.

Crow era también un euroescéptico, al considerar que la política de la UE perjudica a los trabajadores británicos. Manejaba sólidamente sus argumentos en cualquier debate y era un duro negociador. «Admirado por los suyos y temido por los empresarios, así le gustaba», se dijo ayer de él.

 

La Vanguardia (12.03.2014)

Sé el primero en comentar en «Un héroe de la clase trabajadora»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »