La verdad no se puede denominar que una

La verdad no se puede denominar que una izquierda pueda ser pseudo por criticar al nacionalismo, y más si se considera comunista. Esas dos ideologías son como el agua y el aceite. Nadie, que tenga un mínimo de conciencia social, discute que hayan movimientos de izquierdas reinvidicativos y que participen en acciones de diversas formas de protesta. Lo único, queramos o no, es que se ha llegado a defender determinados postulados centrados exclusivamente en un territorio concreto, sea Cataluña, Andalucia o la que se tercie. Esto era inconcebible, en general, en los 70. Han conseguido con el camelo de las nacionalidades dividir, no sólo a la clase obrera, también a los estudiantes. Así nos va.

Sé el primero en comentar en «La verdad no se puede denominar que una»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »