Pues a mí también me parece que el art

Pues a mí también me parece que el artículo da en el clavo en lo esencial; aunque ciertamente algunas cosas están de más y, en cambio, echo en falta un poco más de elaboración de su idea central. Parece claro que todo obedece a la típica cortina de humo con que el discurso nacionalista-patriotero pretende arroparse con la bandera, aglutinar voluntades y relegar temas conflictivos; lo mismo de lo que en Cataluña sabemos bastante. Mientras Gibraltar sea económicamente rentable (sus índices de riqueza son espectaculares) todo lo demás es perder el tiempo, partiendo de la base de que no podemos ni pensar en acciones de fuerza. La única acción coherente y eficaz (en eso estoy 100% de acuerdo con el artículo) sería la de cortar el oxígeno económico que le da su ventajosa condición de paraiso fiscal y sus mil negocios de contrabandos y de tráficos diversos, desde el tabaco y las drogas hasta el blanqueo de capitales. Pero dudo mucho que este Gobierno que vocacionalmente proteje y promueve los negocios turbios (blanquea el fraude fiscal, pierde el culo por atraer dinero especulativo incluso cambiando las leyes, se financia y se reparte dinero de sobornos a cambio de concesiones, etc., etc.) ni esté en condiciones, ni tenga la menor intención de hacerlo. En la discusión de la soberanía, coincido también en que haremos el ridículo; la Historia es la que es. Y si encima pretendemos al mismo tiempo mantener nuestra presencia en Ceuta y Melilla, el ridículo es ya espantoso y sólo se puede entender como artificio para el consumo interno.

Sé el primero en comentar en «Pues a mí también me parece que el art»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »