Tras tantos siglos de producción litera

Tras tantos siglos de producción literaria, yo me pregunto cómo es que todavía no se ha llevado a la ficción una figura tan carismática y castiza como es la del torero. Soy de la opinión de que daría mucho de sí en la pluma de alguno de los abundantes literatos que pueblas las tierras de España e Iberoamérica. Por si alguien se animase, voy a proponer algunos detalles que me parece que deberían de formar parte de un carácter tan típico de estas tierras, a pesar de que actualmente se le esté echando encima mucha morralla antitaurina. Yo no entro a discutir hasta qué punto puede estar justificada esa reacción contra la fiesta, solamente quisiera aprovechar la personalidad de alguien entregado a su defensa para dibujar el perfil de un aspirante a personaje de novela: el señor Víctor Gómez Pin. En él podrían darse la mano figuras de la tradición muy poderosas con otras de más moderno pelaje. Imagínese a un don Juan que, en lugar de capa y espada, esgrimiese una kalashnikov en la Revolución de Octubre; hete aquí a Víctor Gómez Pin en todo su fiero pelaje, admirando a damas y muchachos (porque él es bisexual), y arengando furibundamente al pueblo en rebeldía.

Sé el primero en comentar en «Tras tantos siglos de producción litera»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »