Mas acabará siendo historia, mala, pero

Mas acabará siendo historia, mala, pero historia; como le sucedió a Ibarretxe en el País Vasco. El problema ahora, como entonces, es que pagamos a una pandilla de zánganos que utilizan lo público para sus intereses partidarios y sectarios y no para el interés general.

Sé el primero en comentar en «Mas acabará siendo historia, mala, pero»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »