¿Hacia la pobreza en España?

Viñeta de Forges

La economía sumergida, o el mercado negro, consiste en aquellas actividades económicas que total o parcialmente esquivan la regulación fiscal y social del Estado. Según  un informe elaborado por el instituto Tax Research, (que intenta cuantificar la economía sumergida y los ingresos que pierden los Estados por culpa del fraude fiscal), la economía sumergida en España representa el 22,5% del PIB nacional  (según el Banco de España, un 10% de familias acaudaladas concentraban el 70% de la riqueza financiera en el 2010).

Si este montante de dinero tributara, el Estado podría recaudar 72.709 millones de euros anuales, con lo que España sería capaz de absorber su deuda pública en 8 años, según los autores del informe Closing The European Tax Gap encargado por el Grupo de los Socialistas y Demócratas en el Parlamento Europe para  analizar la economía sumergida en cada uno de los países de la Unión Europea. y aunque el Gobierno español ha aprobado el proyecto de ley de lucha contra el fraude fiscal (norma que facilitará a la Agencia Tributaria los medios y los procedimientos jurídicos para erradicar la economía sumergida ), tratar de regularizar la economía sumergida conllevará una drástica reducción en los intercambios generadores de valor que existen actualmente en la economía, con la consiguiente constricción de  las actividades económicas marginales y riesgo de solvencia del mismo Estado.

El colchón vital de Papá-Estado: El Plan Prepara incluye los 400 euros de subvención durante seis meses a los parados que han agotado completamente el subsidio y se prorroga semestralmente desde que fue instaurado por Zapatero en el 2011 con un coste estimado de 1.120 millones desde su inicio . Recordar que el número de hogares con todos sus miembros en paro se ha elevado hasta niveles insoportables y cada vez son más los parados de larga duración que pierden todo tipo de subsidio (según UGT, 1.800.000 desempleados no perciben ningún tipo de prestación y la tasa de cobertura está disminuyendo cerca de 15 puntos en dos años) . 

Sin embargo, aunque el Gobierno del PP la ha prorrogado , incluirá  modificaciones sustanciales que limitarán el acceso de los parados a dichas ayudas en función de su colchón familiar. Así, la renta de todo el núcleo familiar (padres inclusive), servirá para determinar si se tiene derecho a recibir una ayuda que sube a 450 para los parados de larga duración que tengan al menos tres familiares a su cargo, estableciéndose el listón en los 481 euros mensuales por cada miembro de la unidad familiar, quedando descartado todo solicitante que sobrepase dicha cifra, con el objetivo inequívoco de evitar el absentismo prelaboral , es decir, el abandono de la búsqueda de empleo.

El colchón familiar: Según el Consejo Económico y Social, 422.600 hogares vivían gracias a la pensión de los abuelos con ingresos medios de 840 y que a pesar de su exigüidad, constituía hasta hoy el último salvavidas de los restos del naufragio económico español. Sin embargo, el IPC de Noviembre que sirve de referencia para la revisión automática de las pensiones quedó en el 2,9 % ( lo que hubiera obligado al Estado a un desembolso adicional de 5.000 millones de €),  pero tras un increíble truco de prestidigitación contable del Gobierno de Rajoy, la mayoría de las pensiones tendrán un exiguo incremento del 1% para el 2013, no siendo descartable la congelación de las mismas para ejercicios posteriores , lo que contribuirá a reducir el grosor del colchón familiar y elevar el riesgo de pobreza. Así, en el último informe de Intermon Oxfam sobre Crisis, desigualdad y pobreza”, se advierte que de continuar los recortes sociales, la pobreza en España podría llegar a afectar al 40 % de la población en el horizonte de la próxima década (en la actualidad, según dicha ONG, la tasa de pobreza se situaría en el 27% de la población y afectaría ya a 13 millones de personas). 

Germán Gorráiz López (25.04.2013) [http://losrestosdelnaufragio.over-blog.es/]

Sé el primero en comentar en «¿Hacia la pobreza en España?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »