Algunos ingenuos pensaron que la reforma

Algunos ingenuos pensaron que la reforma del artículo 135 de la Constitución, que tenía como objetivo priorizar el pago de la deuda soberana por encima de las necesidades de la ciudadanía, serviría para poner freno al despilfarro de las comunidades autónomas -cuando la gestión ineficiente que puede existir en las Administraciones públicas es un problema, pero ni mucho menos el más importante. El problema principal es que el Estado del Bienestar está subfinanciado como consecuencia de unas políticas fiscales crecientemente regresivas, que cuentan con mecanismos de elusión que benefician a los más poderosos y en las que el fraude campa a sus anchas. Son los trabajadores los que cargan sobre sus espaldas los gravámenes más injustos y, para acabar de rematarlo, se les recorta el salario. Los tijeretazos y las privatizaciones son el corolario lógico que completa el cuadro y que certifica que el pacto social ha sido un fraude.

Sé el primero en comentar en «Algunos ingenuos pensaron que la reforma»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »