El problema de la política es que está

El problema de la política es que está fuera de la realidad en todos los ámbitos. En el lingüístico, se puede estar a favor o en contra de la inmersión, pero hay que reconocer que en la calle no hay conflicto alguno, el único conflicto lo crean los políticos, y algún que otro extremista que en los dos bandos hay. Lo que debería hacerse es que todas las lenguas que se hablan en España fueran oficiales en todo el territorio, mientras no sea así, habrá lenguas de primera y lenguas de segunda, y sí, ya sé lo que dice la Constitución sobre las lenguas y sus respectivas oficialidades, pero cada día se saltan a la torera artículos de esta Constitución que afectan a la vida muchísimo más que el “conflicto lingüístico” y no suele haber quejas. Además, se le puede dar mil vueltas al asunto, sentirse catalán o español, sentir como lengua propia el castellano o el catalán, es un tema de sentimientos, y sobre sentimientos es muy dificil, por no decir imposible llegar a acuerdos. El problema del que se quejan los que tienen como lengua materna el castellano sobre el arriconamiento de éste, es el mismo que tendrían los que tienen de lengua materna el catalán si el tema fuera al revés, pero también estoy casi seguro que si mañana en la UE se aprobara que a partir de ahora hay que utilizar en la escuela de todos los países miembros como lengua vehicular el finés, los castellanoparlantes se quejarían y harían algo parecido a la inmersión Catalana, ¿por qué? porque al fin y al cabo, unos y otros defienden lo que consideran suyo y legítimo… No sé si me he sabido explicar. Sano!

Sé el primero en comentar en «El problema de la política es que está»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »