Malestar en el PSC del ‘cinturón rojo’ por la deriva secesionista del partido

Web de la Plataforma de Reconstrucción Socialista, nueva corriente interna del PSC.

Dirigentes socialistas ponen en marcha la Plataforma de Reconstrucción Socialista, para reivindicar las políticas económicas de izquierdas y una mayor democratización de la organización interna, pero también para alertar de la ‘fractura cívica, política, social y cultural de la deriva independentista liderada por CiU y ERC’

“Se está dando de baja gente del PSC a raíz de la votación en el Congreso [de las resoluciones de CiU e ICV-EUiA para celebrar un referendo secisonista en Cataluña] porque no se les está explicando suficientemente”.

Con esta contundencia se ha pronunciado Francesc Xavier Marín Vázquez, director de la Escola Xavier Soto del PSC y uno de los promotores de la Plataforma de Reconstrucción Socialista, que este viernes se ha presentado públicamente como nueva corriente interna dentro del partido liderado por Pere Navarro.

En declaraciones a LA VOZ DE BARCELONA, Marín ha subrayado que los objetivos de la plataforma se resumen en dos puntos principales: “defender las políticas económicas de izquierdas, sobre todo en el aspecto de la igualdad” y “democratizar mucho más la organización del partido, generando unas formas de funcionamiento interno más tranversales”.

Sin embargo, la actualidad política hace que haya un aspecto del manifiesto con el que se han dado a conocer que destaque por encima de los demás, como es el punto en el que plantean ‘la necesidad de revisar en profundidad las relaciones entre Cataluña y el resto de España, alertando sobre el potencial de fractura cívica, política, social y cultural de la deriva independentista liderada por CiU y ERC’.

“Ese tema nos entretiene para no hablar de lo demás”

Marín ha subrayado que esta no es la cuestión fundamental de lo que pretenden reivindicar. De hecho, se muestran partidarios de conseguir que Cataluña sea jurídicamente soberana, pero lamentan que ese debate haya ocupado la centralidad mediática desplazando al resto de cuestiones:

“Podemos distraernos con entrar al trapo de lo que quiere CiU y ERC, que es que hablemos de lo suyo, del tema soberanista, pero no es nuestro ámbito. La gente [del PSC], sobre todo en el área metropolitana, está muy molesta porque estemos dedicándole toda la atención al derecho a decidir. Ya está dicho, ya está acordado en la última campaña electoral y ya está votado en el Parlamento [autonómico], pero ese tema lo que hace es entretenernos para no hablar de lo demás”.

El consejero nacional del PSC ha reconocido que “hay una fuerte discusión interna en muchos municipios” por esta cuestión. Especialmente por el hecho de que se sancionó con más dureza Carme Chacón (que decidió no votar las resoluciones secesionistas en el Congreso, desoyendo las órdenes tanto del PSOE como las del PSC) que a los cinco diputados autonómicos que se saltaron la disciplina del partido en la cámara autonómica. “No se entiende esa inquina con unos y no con otros”, ha añadido.

Seis de los promotores de la Plataforma de Reconstrucción Socialista durante la presentación del pasado viernes (foto: Miquel Iceta).

Según Marín, con estos debates “no gana el socialismo”. “No tenemos más intención de voto después de haber sacado pecho en Madrid de esa forma. La gente ve que estamos peleándonos PSC y PSOE, y el tema es pelearnos con quien está haciendo recortes”, ha explicado.

“Mucha gente se está replanteando la militancia”

El dirigente del PSC ha advertido de las consecuencias de esta situación:

“Mucha gente se está replanteando la militancia. Nosotros queremos evitar eso, queremos eliminar fisuras y unir al socialismo en toda España y en Cataluña. Estamos de acuerdo con el derecho a decidir pero le estamos dedicando demasiadas energías, ese no es nuestro tema. Estamos perdiendo el tiempo en jugar en el terreno de juego que quieren ERC y CiU, y no estamos hablando de lo que nosotros debemos hablar, que es movilizar a la gente en la calle, estar en las manifestaciones para protestar contra los recortes”.

Marín ha criticado que “el derecho a decidir se decidiera en el Consejo Nacional celebrado en el World Trade Center un mes antes de las elecciones autonómicas, y se aprobara en un acto en el que nos repartieron el documento diez minutos antes [de votarlo] y nadie lo discutió. No se ha discutido en ninguna agrupación local o federación, y los consejeros nacionales, que tenemos la decisión en última instancia, lo conocimos diez minutos antes. No son formas”.

La Plataforma de Reconstrucción Socialista considera que “hay mucha gente que no está entendiendo el derecho a decidir” y plantea debatirlo en el seno de las federaciones territoriales y las agrupaciones locales, igual que se hizo “con el federalismo”. “Pedimos democracia para fuera pero no la aplicamos para dentro”, ha ironizado.

“Eso hace que se generen muchísimas incomprensiones en el territorio”, ha insistido, y ha señalado que muchos militantes están “en contra de que nos vayamos separando cada vez más del PSOE, perdiendo los papeles con los temas de CiU y ERC”. “Algunos han amenazado con borrarse y otros ya lo han hecho”, ha asegurado, algo que “se podría haber evitado con un proceso de explicación y discusión antes de la toma de la decisión”.

Entre la decena de impulsores de la plataforma, la mayoría de ellos miembros del Consejo Nacional del PSC, se encuentran nombres como los de Miquel Iceta, Carles Martí, Ferran Pedret, Joan Ferran y Antonio Ruiz, si bien, los más conocidos mediáticamente han decidido no capitalizar las intervenciones públicas para no quitar protagonismo al fondo del mensaje.

“Hemos perdido más votos de los que hemos ganado”

Tal y como recoge este lunes La Vanguardia, el deterioro de las relaciones entre el PSC y el PSOE a costa del referendo secesionista ha supuesto el aplauso en CiU y de ERC, pero está generando inquietud entre la federaciones socialistas del área metropolitana de Barcelona, principal granero de votos del partido de Navarro.

Cada día es más evidente el temor de que, si el PSC no se desmarca con claridad del discurso secesionista de CiU y de ERC, la fuga de apoyos hacia el PP y, sobre todo, Ciudadanos continúe de forma imparable.

Al igual que la Plataforma de Reconstrucción Socialista, otros pesos pesados del partido en el área metropolitana, como el ex ministro de Trabajo y ex alcalde de Hospitalet Celestino Corbacho, ya han expresado su malestar por este motivo en los debates celebrados en las agrupaciones locales durante las últimas semanas.

“Esa votación en el Parlamento [autonómico, aprobando una resolución a favor de un referendo secesionista promovida por el PSC,] nos ha servido para frenar las críticas de ciertos sectores mediáticos, aunque hemos perdido más votos de los que hemos ganado. Los soberanistas del PSC hace tiempo que dejaron de votarnos“, ha asegurado un dirigente socialista al diario del grupo Godó, quien considera que ha sido un “error estratégico”.

La voz de Barcelona (18.03.2013)

Sé el primero en comentar en «Malestar en el PSC del ‘cinturón rojo’ por la deriva secesionista del partido»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »