Comunicado a propósito de la nueva campaña de preinscripción y la reciente sentencia del TS

Logo Catalunya tal cual

Catalunya tal cual lamenta que, nuevamente, la Consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña ignore las sucesivas sentencias del Tribunal Supremo y del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña que ordenan incluir en el impreso de preinscripción escolar una pregunta a los padres sobre la lengua habitual de sus hijos con objeto de hacer efectivo el derecho a elegir la lengua vehicular de la enseñanza en los primeros cursos.

Catalunya tal cual denuncia la desobediencia y manipulación reiterada por parte de la Consejera de enseñanza de las resoluciones judiciales y, en este sentido, quiere salir al paso de la información intencionadamente parcial y tendenciosa que se ha difundido sobre la última sentencia del Tribunal Supremo a propósito de un recurso presentado en su día por Convivencia Cívica Catalana.

La Consejera de Enseñanza de la Generalitat de Cataluña mostró su perfil más oscuro cuando, deliberadamente, tergiversó la mencionada sentencia y, en rueda de prensa, proporcionó un titular falso a periodistas. El Periódico, La Vanguardia, El País y otros diarios locales no tuvieron escrúpulos en abrazar la consigna: La inmersión ha sido avalada.

El objetivo es confundir a los ciudadanos y ocultarles ciertos derechos como el de ser instruidos en castellano, lengua propia y oficial de la mayoría de escolares catalanes.

Catalunya tal cual espera una corrección por parte de los medios que se han sumado a la ceremonia de la confusión para que informen bien a la ciudadanía, por honestidad y ética profesional, y por no seguir colaborando en la creación de un clima de fractura e insurrección social.

El fallo del Tribunal Constitucional (31/2010) sobre el Estatuto catalán sentenció que las Instituciones autonómicas no pueden primar una lengua oficial sobre la otra en ningún ámbito. En el educativo, señaló al castellano como lengua vehicular de la enseñanza junto con el catalán. Esta sentencia ya fulmina la inmersión obligatoria.

Hay cinco sentencias posteriores del Tribunal Supremo, coherentes con la doctrina del TC, instando a la Generalitat a corregir su modelo lingüístico. En la de 9 de diciembre de 2010 -en respuesta a la demanda interpuesta a la Generalitat por un padre que solicitaba para sus dos hijos educación bilingüe con un reparto proporcional y equitativo de materias en castellano y catalán-, en su fundamento de derecho sexto desautoriza a la Generalitat por la “exclusión de hecho del castellano como lengua vehicular”.

La reciente sentencia de 19 de febrero de 2013, especifica que el derecho que asiste al padre no se satisface “con la prestación a sus hijos de una atención particularizada en castellano, sino con la entera transformación del sistema, de modo que sus hijos junto con sus condiscípulos, utilizaran, en la proporción que la Generalidad estimase conveniente, el castellano como lengua vehicular en la enseñanza”.

Esta sentencia del Tribunal Supremo concreta su alcance al ámbito del centro y el curso del alumno demandante, pero ello deriva sólo de cuestiones procesales, dado que la pretensión era la anulación de un concreto acto administrativo y no de un reglamento.

De todo ello se colige que si hubiera un alumno recurrente en cada uno de los cursos de todos los centros de Cataluña, se debería cambiar el sistema entero.

Catalunya tal cual (Barcelona, 7 de marzo de 2013)

Sé el primero en comentar en «Comunicado a propósito de la nueva campaña de preinscripción y la reciente sentencia del TS»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »