CiU y PP son la derecha conservadora de

CiU y PP son la derecha conservadora de toda la vida, sus programas son los más descaradamente agresivos con los trabajadores y las clases populares. El PSC-PSOE ha abandonado la socialdemocracia para encuadrarse en el socioliberalismo, liberal tanto en el modelo de desarrollo económico como en aspectos relacionados con la moral social y los derechos individuales. Puede sacar adelante algunas medidas sociales interesantes -la Ley de Dependencia es la ley social más importante de la democracia-, pero, por otra parte, sus políticas antitrabajo lo invalidan como partido de la izquierda mientras ese aspecto no cambie sustancialmente. Las políticas fiscales, el otro eje fundamental de cualquier Estado del Bienestar junto con el trabajo, también han ido virando a la derecha durante la era zapaterista. UPyD y C´s responden a las mismas coordenadas socioliberales y lo hacen de forma explícita, pero tanto la estrategia como el electorado potencial de estos partidos, los medios que los promocionan y la militancia que acogen, los llevan progresivamente a terrenos incluso más reaccionarios, y a converger manifiestamente con el PP. ERC es un partido cuyo programa moderadamente izquierdista queda marrado por su nacionalismo radical, que le lleva a priorizar la “construcción nacional” por encima de cualquier otra cuestión y que, como estamos viendo, le conduce inexorablemente a cohabitar con CiU. Su electorado y militancia también es básicamente nacionalista. La CUP es la pata ultraizquierdista que le faltaba al nacionalismo catalán en el Parlament. Su estrategia de acercamiento a la calle y a los problemas sociales inmediatos le asocia al planteamiento populista adoptado por grupos como los Hermanos Musulmantes, pero la obediencia de la CUP sigue siendo nacionalista, su ideología es un brebaje indigerible entre marxismo mal aprendido y nacionalismo identitario, y su fin último consiste en consumar el privilegio de la secesión -totalmente contrario a los intereses de la clase trabajadora catalana, como el conjunto de las políticas identitarias que apoya. IU es la única fuerza política con un programa netamente socialdemócrata -ICV se sitúa a la derecha de IU-, pero se ve sometida al avallasamiento por parte del PSOE. Por otro lado, el equivocado reconocimiento del principio de autodeterminación aplicado a las regiones españolas, así como la connivencia con casi todas las políticas aplicadas por los nacionalistas, son la principal mancha de esta formación. La conclusión ante este panorama certifica que lo que falta dentro del espectro ideológico y político español es un partido de izquierda estricta -no socioliberal ni cómplice del nacionalismo- que cuente con suficientes avales como para poder competir en el mercado electoral.

Sé el primero en comentar en «CiU y PP son la derecha conservadora de»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »