La presión nacionalista es tan cansina

La presión nacionalista es tan cansina que muchos optan por ir cediendo paulatinamente a sus pretensiones. Los nacionalistas van de víctimas siendo verdugos, y someten a la población y a las instituciones a un acoso y a un lavado de cerebro que acaban dando sus frutos. El mejor antídoto para no caer en su trampa es mantener unos principios intelectualmente bien fundamentados, como los que posee el profesor Jesús Royo.

Sé el primero en comentar en «La presión nacionalista es tan cansina»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »