Al final reconozco que me equivoqué:

Al final reconozco que me equivoqué: el caso no es ‘caso Urdangarín’, como decía la prensa; ni siquiera ‘caso Infanta Cristina – Urdangarín’, como apuntaba corrigiendo; en realidad, el caso es ‘caso Rey Juan Carlos – Infanta Cristina – Urdangarín’. No me extraña que den al Rey por muerto… Personalmente, no creo que su hijo pueda soportar la losa que le deja de herencia su padre. ¡Viva la República!

Sé el primero en comentar en «Al final reconozco que me equivoqué:»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »