Admitido un recurso contra el Ayuntamiento por excluir el español

Admitido a trámite un recurso contra el Ayuntamiento de Barcelona por excluir el castellano en un centro deportivo

El sistemático incumplimiento del bilingüismo institucional por parte del consistorio barcelonés, a pesar de que así lo ordenan múltiples sentencias, abre la puerta a la vía judicial para corregir estas situaciones

Stop discriminaciónSegún ha podido saber LA VOZ DE BARCELONA, el Juzgado Contencioso Administrativo número 7 de Barcelona ha admitido a trámite el recurso presentado por Alternativa Ciudadana Progresista (ACP) contra el Ayuntamiento de Barcelona por excluir el español de ‘todas las informaciones, escritas y visuales’ de las instalaciones de un centro municipal deportivo del Ensanche de la ciudad.

El recurso, presentado a mediados de diciembre pasado, forma parte de una campaña iniciada por la joven entidad catalana -situada en el ámbito ideológico de la izquierda y sin ánimo de lucro- para garantizar los derechos lingüísticos de los castellanohablantes, que consideran que no son respetados por parte del consistorio barcelonés ni por buena parte de los concesionarios de los servicios municipales.

El Ayuntamiento rechaza cumplir las sentencias sobre bilingüismo

El proceso se inició en verano pasado, cuando ACP instó a la dirección del Centro Deportivo Municipal Claror a ‘reintroducir el castellano como lengua oficial, junto al catalán, en sus informaciones oficiales’. Tras recibir el silencio como respuesta por parte de los responsables de las instalaciones, decidieron elevar la petición al Ayuntamiento de Barcelona.

Entonces, la fundación que gestiona el centro deportivo respondió a la entidad señalando que se limita a seguir ‘las consignas establecidas’ por el consistorio. ‘Y hasta el momento no hemos recibido ninguna que nos indique la necesidad de introducir cambios en la forma de gestionar la información’, añadieron.

Dos meses después, el consistorio, en manos de CiU, también remitió a la entidad un escrito, firmado por la secretaria jurídica del Instituto Barcelona Deportes, Amina Omar Nieto, en el que, por una parte, reconocía la existencia de una sentencia que obliga a respetar el bilingüismo en las actuaciones municipales, y aseguraba su ‘intención’ de ‘acatar’ todas las sentencias y resoluciones judiciales; pero por otra, consideraba que las actividades desarrolladas en el centro deportivo municipal en cuestión ‘se ajustan plenamente a la normativa vigente y de aplicación en este ámbito’, a pesar de que el español es sistemáticamente excluido.

ACP apela a lo establecido por el Tribunal Constitucional y el TSJC

ACP apela a la sentencia del Tribunal Constitucional sobre el Estatuto, que estableció que el catalán no puede ser preferente respecto al castellano en las instituciones públicas de Cataluña ni en las empresas que dependen de ellas.

También recuerda que, en mayo pasado, el Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC) -sentencia 316/2012- anuló parte del Reglamento de Uso de la Lengua Catalana aprobado en febrero de 2010, por otorgar al catalán un uso preferente sobre el español.

El TSJC fue muy claro en su sentencia:

‘No son aceptables […] los preceptos que desequilibren la paridad en la posición jurídica de ambas lenguas oficiales; esto es, las que configuren una posición de prevalencia o preferencia del catalán sobre el castellano o viceversa […]. El uso exhaustivo del catalán en las actuaciones internas no resulta necesariamente ilegal en la medida que esta previsión no excluye en si mismo el uso paralelo y normalizado del castellano. La paridad jurídica de ambas lenguas a la que se refiere el Tribunal Constitucional comporta que cuando más intensa es la regulación del uso de la lengua catalana, más intensidad habrá de recibir también la otra. Si no fuese así estaríamos en una situación de uso preferente de una de las lenguas, situación que el Tribunal descarta. De la misma forma sería igualmente admisible una regulación en los mismos términos referida a la lengua castellana’.

El Ayuntamiento mantiene otros frentes abiertos en materia lingüística

En este ámbito, el Ayuntamiento mantiene abiertos otros contenciosos por su política de discriminación lingüística respecto a los castellanohablantes. El pasado mes de diciembre también fue admitido a trámite un recurso presentado por un abogado del propio consistorio contra el Decreto de la Alcaldía sobre normativa gráfica aprobado en noviembre por considerar que los nuevos membretes y carteles que el Ayuntamiento está utilizando en sus documentos oficiales y anuncios públicos no respetan el bilingüismo institucional que deben aplicar las administraciones públicas en función de la legislación vigente.

Además, tal y como ha recogido LA VOZ DE BARCELONA, el Ayuntamiento de Barcelona sigue prefiriendo retirar las multas de tráfico a aquellos infractores que las recurren, en vez de rotular las señales en las dos lenguas oficiales -castellano y catalán-, según establece el artículo 56 de la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial, y el artículo 138 del Reglamento General de Circulación.

La voz de Barcelona (1.02.2013)

Sé el primero en comentar en «Admitido un recurso contra el Ayuntamiento por excluir el español»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »