El desempleo y el aumento del grado de e

El desempleo y el aumento del grado de explotación ejercido sobre los que trabajan son los extremos de la cuerda que el capital tensa alrededor de nuestro cuello. Los parados se desesperan, van encadenando contratos temporales con los que a duras penas se puede vivir, optan por emigrar a otros países o van cayendo en la esfera del lumpenproletariado. En los centros de trabajo, el clima laboral se vuelve irrespirable, el rendimiento de los trabajadores y los resultados contables de la empresa se ven perjudicados aún más; se vuelven a amontonar los despidos. Una espiral diabólica que se rompe facilitando la contratación estable, ofreciendo crédito a las PYMEs, con políticas fiscales que sirvan para nutrir la creación de empleo, mejorando las condiciones de trabajo, los salarios, los derechos sociales y los servicios públicos…

Sé el primero en comentar en «El desempleo y el aumento del grado de e»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »