Por mucho que despilfarre el Estado auto

Por mucho que despilfarre el Estado autonómico, y lo hace debido a la corrupción y a la gestión partidista, el problema real de las finanzas en España lo representan la elusión y la evasión fiscales y, en general, la falta de una progresividad real en el sistema tributario. El peso de la contribución recae sobre los trabajadores y las clases populares a las que, precisamente, el pacto social representado en el Estado del Bienestar intentó compensar en la lucha desequilibrada contra el gran capital. La realidad, por tanto, es que no sólo no existe una verdadera compensación, sino que a la explotación derivada del trabajo alienado se suma un expolio fiscal también de clase.

Sé el primero en comentar en «Por mucho que despilfarre el Estado auto»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »