Siento discrepar, pero no creo que escri

Siento discrepar, pero no creo que escribir un artículo de periódico sobre un autor que ha sido recuperado y estudiado por diversos especialistas y reeditado no hace muchos años, constituya ningún aporte a la historia de la literatura española. Y es que Morán adopta siempre la pose pedante de quien estuviera haciendo un descubrimiento, cuando en realidad está tocando de oídas. El caso modélico de ese tono farsante es, tal vez, su vapuleado libro sobre Barrett, que, como el que dedicó a Ortega, recibió durísimas críticas sólidamente argumentadas: http://www.rebelion.org/noticia.php?id=63063 Lo que sí aporta el artículo es el habitual tono de cotilleo malintencionado. Lanzar sobre alguien el infundio sin pruebas de que en la cárcel «Probablemente le chantajearon y debió decir más de lo que las condiciones de clandestinidad permitían», aunque esté muerto hace 50 años, es de una bajeza que evidencia muy poca categoría moral.

Sé el primero en comentar en «Siento discrepar, pero no creo que escri»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »