El problema vuelve a ser que no existe u

El problema vuelve a ser que no existe una izquierda nacional española con una línea política independiente de los poderes hegemónicos y capaz de unir sus fuerzas a la de los gobiernos de otras naciones para plantar cara al hegemonismo. Pretender que partidos secesionistas, verdaderos arietes del imperialismo, son una verdadera opción internacionalista es un planteamiento completamente ingenuo y tremendamente equivocado.

Sé el primero en comentar en «El problema vuelve a ser que no existe u»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »