¿Qué es CUP? La gran sorpresa en las elecciones catalanas y el partido por el que Oleguer Presas colgó las botas

La coalición independentista de izquierdas ha conseguido tres diputados tras 25 años de trabajo municipal

Muchos de sus miembros provienen del 15M catalán. El exfutbolista del Barça y el Ajax es uno de los rostros conocidos del partido, además del actor Sergi López

María Sorribes Catret / “Un caballo de troya en el Parlament”. Con el eslogan claro, la Candidatura de Unidad Popular (CUP) asumió su triunfo dispuesto a entrar con fuerza en el cámara catalana. La coalición independentista de izquierdas ha conseguido tres diputados tras 25 años de trabajo municipal.  

El crecimiento del partido, que nació en 1987 derivado de la Assemblea Municipal de l’Esquerra Independentista (AMEI), ha sido meteórico estos últimos años. En su primera vez ante unos comicios catalanes, contaba con la artillería de base de 100 concejales, cuatro alcaldías y varios consejeros comarcales. Presente en setenta municipios.

La sorpresa de su irrupción no sólo se ha debido al resultado electoral. También porque tomó la decisión de presentarse cuando la elecciones anticipadas ya se habían convocado. A todo correr, el aparato superó sus dudas internas e inventó equilibrios hasta escupir un candidato consensuado, el periodista David Fernández.

Un jugador azulgrana entre sus filas

No faltaron rostros conocidos que arroparon el gran salto. El exfutbolista Oleguer Presas, conocido por su aventura en las filas del Barça, decidió sumarse tras año y medio de colgar las botas.

A sus 32 años, el defensor azulgrana y exjugador del Ajax confirmó su papel testimonial en el puesto 83 de la lista por Barcelona. La siempre socorrida presencia de un famoso se sumaba ya al apoyo explícito del actor Sergi López.

Algo del 15M y los indignados

Aunque al igual que ERC, CUP se define como una organización independentista y de izquierdas, sus políticas se han distanciado con el tiempo. La más joven se ha hecho con los espacios en los que Esquerra ha ido retrocediendo. Quizá, por un “aire fresco” que se ha empapado de movimientos ciudadanos alternativos como el 15M. Muchos de sus portavoces acamparon en la plaza Cataluña en el 2011 para erigirse como indignados.

“Un espacio útil para todas aquellas personas y colectivos con voluntad transformadora que luchan por la libertad de nuestro pueblo, con la intención de ser un espacio de confluencia de los movimientos cívicos y populares, en la lucha por la liberación nacional y social de los Países Catalanes”, señalan en su web.

Otra de las diferencias con los veteranos de izquierdas, es que la CUP apuesta sin tapujos por la independencia de vía directa, nada del “independentismo gradual” o de etapas del partido de Junquera.  

Parar los desahucios y definir la consulta

La Candidatura abandera “sólidos postulados marxistas” y defiende  por ejemplo, la nacionalización del sector energético.  Su estructura “asamblearia de carácter nacional” trabaja por  instaurar “un país independiente, socialista, ecológicamente sostenible, territorialmente equilibrado y desligado de las formas de dominación patriarcales”.

Como objetivos a corto plazo, mantendrán el ruido en las calles la calle porque “los diputados en sí mismos, a pesar de significar un avance considerable, no son garantía de nada”, advirtió su candidato en la comperecencia tras los resultados.

Recordó además, que sus prioridades serán concretar los términos en los cuales podría celebrarse la consulta sobre el futuro de Cataluña, que pasa por la unión de todos los territorios que hablan catalán. Por lo demás, sus acciones irán dirigidas al paro inmediato de los desahucios y de los recortes presupuestarios.

Lainformación.com, 26-11-2012

Sé el primero en comentar en «¿Qué es CUP? La gran sorpresa en las elecciones catalanas y el partido por el que Oleguer Presas colgó las botas»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »