Está muy bien que se desenmascaren las

Está muy bien que se desenmascaren las falacias en los datos económicos de las mentiras nacionalistas. Pero, a mi modo de ver, lo que hay que desvirtuar es la concepción misma. Los impuestos no están ligados a territorios, sino a las personas. Los impuestos no tienen otra razón de ser que la “redistribución” y la compensación de los desequilibrios. Es sintomático que los que ahora reclaman perjuicios nunca hayan dicho nada de os fondos estructulares que durante años han beneficiado a Cataluña, igual que a otras regiones de España, mediante el aporte de los estados más ricos de la UE. Si aceptamos el absurdo y egoista discurso de “lo que doy y lo que recibo” llegaríamos al despropósito de que, con la misma razón, cada ciudad, o incluso cada individuo, podría reclamar recibir servicios en la misma cantidad de lo que aporta, lo que sería un absoluto disparate,

Sé el primero en comentar en «Está muy bien que se desenmascaren las»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »