Pujol anuncia una querella y evoca el caso Banca Catalana

Pide a los líderes de otros partidos que ‘sean prudentes’

Dice que los que se movilizaron contra él ‘nunca ganaron después unas elecciones’

Mas acusa al resto de partidos de «‘hacer una campaña sucia’

Se ha detectado una fundación ‘de la que penden a modo de racimo 8 sociedades’

El ex presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, ha anunciado esta mañana durante el acto de campaña de CiU en Granollers que presentará una querella por las informaciones de este diario que apuntan a que, según un informe de la Policía, él y su familia dispondrían de 137 millones de euros en cuentas en Suiza.

Pujol, además, ha comparado la situación al caso Banca Catalana, que en los años 80 le salpicó aunque finalmente no fue imputado.

Cabe recordar que el caso Banca Catalana fue el primer escándalo que salpicó a Convergència Democràtica a principios de los años ochenta en relación al desvío de más de 500 millones de pesetas de la época de la entidad bancaria que había fundado Jordi Pujol y que acabó intervenida por el Banco de España ante sus fuertes pérdidas económicas. La Fiscalía se querelló contra el ex president, y en 1986 la Audiencia de Barcelona archivó el procedimiento.

Sin apenas entrar a valorar el contenido de las noticias, Pujol se ha quejado de que el borrador policial haya trascendido. «Se habla de un documento que suponiendo que existiera sería ilegal. El juez dijo explícitamente que él era el único que podría ordenar la investigación y no lo ha hecho. Si existe, se ha hecho vulnerando los conductos que marca la ley», ha afirmado.

Además, como hizo Mas el viernes en Vic, Pujol ha atribuido las críticas a la magnitud del desafío soberanista que presenta CiU. «Si se ven obligados a recurrir a estas armas es que nosotros, CiU, vamos bien. Porque si pensaran que el día 25 nos barrerán, no lo harían», ha dicho.

En cuanto al caso Banca Catalana, Pujol ha subrayado que «en aquella ocasión» se movilizó contra él «todo el aparato del Estado». Y ello le ha servido para hacer un aviso a líderes que, como los del PSC o ERC, han pedido que Artur Mas dé explicaciones sobre estos nuevos casos de supuesta corrupción.

«Ahora hay gente que ve el cielo abierto, con una imprudencia y una desvergüenza muy grande. A los que sacan pecho y hacen declaraciones que se parecen a las del 84: que sean prudentes. Porque los que se comprometieron en la jugada indigna», como él definió el caso desde el balcón de la plaza de Sant Jaume, «después de eso ninguno de ellos ganó nunca unas elecciones al Parlament de Catalunya. Y alguno tuvo que dejar su cargo a nivel del Estado, más de uno».

Pujol ha concluido con otra advertencia: «El país, el día después del 25 de noviembre, necesitará de todo el mundo. Nosotros necesitaremos de mucha gente, pero será de la que se haya comportado dignamente en momentos como este».

El presidente catalán continuó por la senda marcada por el fundador de CiU. Mas llamó a sus adversarios a «rectificar» y «ponerse al lado de Pujol y de Cataluña, y no de la infamia y la mentira». En referencia a este diario, ha asegurado: «Son la misma gente que día tras día intenta cargarse uno de los símbolos de nuestra identidad, la lengua catalana».

Además, se ha quejado de que algunos de sus rivales «sólo piensan en hacer una campaña sucia» porque están preocupados por su resultado del 25-N.

137 millones en Ginebra

Según la información que publica hoy EL MUNDO, el borrador elaborado por la Unidad de Delincuencia Económica y Fiscal de la Policía (UDEF) revela que la familia Pujol, y más concretamente el ex presidente, su esposa, Marta Ferrusola, y sus hijos Jordi y Oriol, poseen 137 millones de euros en una cuenta en la banca privada Lombard Odier de Ginebra. Los fondos están a nombre de una fundación del clan Pujol, «de la que penden a modo de racimo ocho sociedades».

Tras rastrear los depósitos bancarios de los que proceden los fondos utilizados, la Policía ha «detectado una fundación de la que pende a modo de racimo ocho sociedades, con un capital disponible de casi 165 millones de francos suizos, entre diferentes monedas [137 millones de euros al cambio actual]».

Tras esta entidad, los investigadores señalan que se encuentra la familia Pujol. «Sus beneficiarios finales son el matrimonio formado por Jordi Pujol y Marta Ferrusola y sus hijos Jordi y Oriol [éste último, secretario general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC)]».

El Mundo, 17-11-2012

Sé el primero en comentar en «Pujol anuncia una querella y evoca el caso Banca Catalana»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »