La huelga general da aire a Navarro

El líder del PSC acusa a Mas de estar “desaparecido” durante el 14-N

Los socialistas reprochan a CiU el incumplimiento de sus compromisos sobre empleo

Pere Ríos / Barcelona. La huelga general del miércoles y la multitudinaria manifestación celebrada en Barcelona ha caído como agua de mayo en la campaña electoral del PSC para reforzar su mensaje social y huir del debate identitario. El candidato socialista, Pere Navarro, repite que cuando habla con diversos colectivos nunca le preguntan por la “cortina de humo que supone la independencia, ni por esa medicina que todo lo cura, ni por la guerra de banderas” que mantienen PP y CiU, sino por los recortes en sanidad, educación y servicios sociales.

En los primeros días de campaña, Navarro se ha reunido ya con los delegados sindicales de dos comités de empresa y ayer lo hizo con los ABB Motores, que ha presentado un ERE para 148 trabajadores para deslocalizar la producción y a pesar de tener beneficios. Al acabar el encuentro, Navarro compareció con los trabajadores ante la prensa e hizo un llamamiento a que la “mayoría social” que salió a la calle “se escuche muy claramente en votos el 25-N para proteger los derechos de los trabajadores y los servicios públicos y sociales”. Por la noche, ante más de 500 personas en Mataró (Maresme), repitió la misma proclama.

El candidato socialista se felicitó de que la huelga general coincidiera con la campaña electoral catalana y acusó a Artur Mas y al Gobierno de CiU de estar “desaparecido” durante el 14-N y no dar explicaciones durante todo el día. “Es como si la huelga no fuese con ellos, como si la gente solo se quejara de las políticas del PP, cuando CiU ha apoyado todos los recortes aprobados por Mariano Rajoy”, dijo. Frente a la pasividad que atribuye a Mas, el candidato socialista dijo que si fuera presidente de la Generalitat ayer habría convocado a los secretarios generales de los sindicatos para “mirar de buscar soluciones” y canalizar “el malestar expresado en la calle”.

El candidato socialista se puso el miércoles al frente de la pancarta del PSC que acudió a la manifestación de Barcelona y reclamó a todos los diputados y senadores en Madrid que no acudiesen a las votaciones previstas en las cámaras y participasen en las protestas siempre que les fuera posible.

Navarro solo se refiere al debate identitario de Cataluña para cuestionar la “insensatez” de la propuesta secesionista de Mas, recrearse en sus numerosas contradicciones y defender brevemente su propuesta federalista. En sus actos electorales, el candidato socialista prefiere centrarse en el mensaje social y en la crítica al Gobierno nacionalista, que prometió reducir el número de parados a la mitad y recordar que en la actualidad hay 840.000 parados, 171.000 más que cuando CiU llegó a la Generalitat. Un total de 400.000 de estos parados son de larga duración y en este tiempo han desaparecido también 150.000 actividades económicas. Otro dato que repite Navarro es que más de la mitad son jóvenes catalanes.

Por primera vez en lo que va de campaña, Navarro se refirió anoche al futuro del PSC tras las elecciones autonómicas si se confirma el desplome que vaticinan las encuestas. “Quien piense que el PSC puede desaparecer, que puede ser barrido, no piensa que los socialistas venimos de muy lejos”, dijo el primer secretario del partido. Y una vez más, volvió a elogiar la gestión del tripartito y de los Gobiernos socialistas en España, citando la sanidad universal que instauró Ernest Lluch y el modelo de escuela pública catalana.

El País, 15-11-2012

Sé el primero en comentar en «La huelga general da aire a Navarro»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »