La decadencia del PSOE

Viñeta

Uno de los peores errores del PSOE es su alianza con el PSC. Un partido que dice ser socialdemócrata, pero que es un representante más de la alta burguesía catalana nacionalista. En el fondo nada tienen que ver estos dos partidos, aunque formen parte de la misma organización. El PSC perjudica la imagen del PSOE con sus propuestas nacionalistas encubiertas. Mucha gente vota en Cataluña al PSC creyendo que está votando a la sección catalana del PSOE, cuando realmente está apoyando a un partido corrompido por el nacionalismo catalán hasta la médula

Las últimas elecciones autonómicas vascas y gallegas han dejado muy tocado a Alfredo Pérez Rubalcaba. Cada vez son más las voces que piden un relevo al frente del PSOE, un cambio de personas, pero también de programa y de estrategia política. Las críticas ya no se hacen en los pasillos, sino en los medios de comunicación. Lo que indica la debilidad del secretario general socialista.

El PSOE tiene muchos problemas. El primero de ellos es la falta de credibilidad de sus propuestas. Rubalcaba ha sido un miembro muy destacado del Gobierno de Zapatero. Eso lo convierte en responsable de la equivocada gestión de la crisis que hizo el anterior presidente, negándola primero y aumentando el déficit de manera alocada después. Zapatero se ha convertido en un lastre para su partido y todos aquellos que han trabajado a su lado difícilmente pueden despertar simpatías entre muchos potenciales votantes.

Hay otro asunto que es más profundo. Me refiero a la pérdida de un proyecto político propio. Cada vez somos más los que pensamos que entre el PP y el PSOE no hay apenas ninguna diferencia. No tengo la más mínima duda de que si Rubalcaba fuera presidente haría casi lo mismo que está haciendo ahora Rajoy. Dudo mucho de que tuviera la valentía necesaria para hacer frente a las medidas impulsas por Bruselas y que siguen el dogma del déficit cero impuesto por Angela Merkel. Eso explica la tibieza con la que el PSOE se está oponiendo a los recortes sociales.

Existe una diferencia abismal entre la política de Hollande en Francia y el programa defendido por el socialismo español. El presidente francés ha apostado claramente por un modelo social y por una redistribución más justa de la riqueza subiendo los impuestos a los que más tienen. Aquí, en cambio, hemos tenido que escuchar a Zapatero decir que bajar impuestos es de izquierdas, algo que roza el absurdo. El PSOE se ha convertido en un instrumento más de la oligarquía dominante y ha renunciado (si es que alguna vez lo tuvo) a un modelo transformador centrado en la justicia social.

Uno de los peores errores del PSOE es su alianza con el PSC. Un partido que dice ser socialdemócrata, pero que es un representante más de la alta burguesía catalana nacionalista. En el fondo nada tienen que ver estos dos partidos, aunque formen parte de la misma organización. El PSC perjudica la imagen del PSOE con sus propuestas nacionalistas encubiertas. Mucha gente vota en Cataluña al PSC creyendo que está votando a la sección catalana del PSOE, cuando realmente está apoyando a un partido corrompido por el nacionalismo catalán hasta la médula. En mi opinión, lo que debería hacer el PSOE es romper su alianza con el PSC y crear un nuevo proyecto en Cataluña que sea una alternativa real a CIU.

La decadencia del PSOE es culpa del propio PSOE. No tiene programa, ni es una alternativa real al PP, ni hay un líder con credibilidad al frente del partido. Se necesita un cambio total en la ejecutiva socialista y en sus propuestas. Si desean ganar las elecciones deben volver a recuperar la ilusión de unos votantes frustrados por la falta de un auténtico proyecto progresista. Pero si se aferran al poder sus actuales dirigentes su caída será cada vez más profunda, algo que sin duda beneficiará a Izquierda Unida, que puede convertirse en la única alternativa creíble dentro de la izquierda.

Roberto Augusto es doctor en Filosofía

La voz de Barcelona (8.11.2012)

Sé el primero en comentar en «La decadencia del PSOE»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »