La verdad es que siempre me he quedado m

La verdad es que siempre me he quedado muy corto en mis observaciones críticas acerca de C´s y de UPyD. Ambos partidos bien podrían encuadrarse dentro de un engendro ideológico y político al que habría que designar como estalinismo liberal; cesaristas en su organización interna y neoliberales por lo que hace al grueso de sus programas y de su actividad parlamentaria y política en general. Tuvo sentido apoyarles alguna vez, pero todo tiene un límite. Por cierto, que nadie espere encontrar -ya nadie lo hace-a los representantes de C´s o de UPyD en ninguna manifestación durante la huelga general del día 14; habrá que buscarlos haciendo piña con CiU y el PP, los partidos con los que más similitudes guardan C´s y UPyD tanto en las formas como en el contenido. Todavía resuenan aquellos comentarios de Jordi Cañas y de Francesc de Carreras -incluso en forma de artículo por parte de este último- cargando contra los piquetes en la pasada huelga general del 29-S-2010. Como si ignoraran que el peor acoso lo llevan a cabo los empresarios y directivos en cada uno de los centros de trabajo. Claro está: para ellos, como para Rosa Díez, la huelga es cosa de los sindicatos; los trabajadores ya asumen su condición de explotados y siempre van a prestarse obedientes a seguir pringando.

Sé el primero en comentar en «La verdad es que siempre me he quedado m»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »