Una cuarentena de intelectuales sale en defensa de la Constitución de 1978

Piden concordia y reclaman mayor convivencia, ante los acontecimientos que se están viviendo en Cataluña. Defienden la Carta Magna como ‘garantía del periodo más largo de convivencia democrática’ y el Estado de derecho, frente a la ilegalidad con la que amenaza Mas

Dos días después de que unas 300 personalidades públicas de toda España firmaran un manifiesto en contra de la apuesta rupturista de Artur Mas (CiU), presidente autonómico, y a favor de una España federal, un grupo de intelectuales ha hecho público otro texto en el que salen en defensa de la España constitucional nacida en 1978.

El manifiesto titulado ‘Con Cataluña, con España’ se ha publicado, por primera vez en El Mundo, este lunes. Los firmantes -alrededor de 40 intelectuales de diversas tendencias ideológicas- han señalado que, este texto, tiene como motivo la preocupación ‘por los últimos acontecimientos que se han producido en la vida política de Cataluña’.

A favor de la concordia

Así, en este manifiesto, los firmantes han indicado su lealtad a la Constitución de 1978, ‘pieza clave en la construcción de nuestra democracia, uno de los hechos políticos más felices de nuestra reciente historia’; una ley de leyes que han considerado vigente y que ‘constituye la garantía del periodo más largo de convivencia democrática que nos hemos dado los españoles’.

En este sentido, como ‘herederos’ de las corrientes liberal y socialdemócrata, han considerado imprescindible la función del Estado como nación de españoles, ‘obra del pasado, el presente y el futuro de un pueblo que quiere permanecer unido en defensa de la libertad, la igualdad, el pluralismo político y el progreso económico’.

El manifiesto, que tiene cinco puntos, hace referencia a la importancia que ha jugado Cataluña en la historia del conjunto de España como protagonista de la ’importante contribución al proceso de modernización de nuestro país‘, así como tierra de acogida para ‘miles de trabajadores de otros lugares de España’. Una emigración que influyó, y mucho, en el crecimiento y el desarrollo de la economía de la Comunidad.

‘Por todo ello, no estamos dispuestos a que un muro de incomprensión y agravios inventados pueda ser levantado dentro de la sociedad catalana, y entre la sociedad catalana y los ciudadanos del resto de España’, se ha apuntado en el texto. Una posición que les lleva -a los firmantes- a llamar la atención ‘sobre el riesgo de fractura a que pudieran conducir actitudes irresponsables en medio de las dificultades por las que atraviesa la vida española’.

‘Respeto a los procedimientos previstos en el ordenamiento jurídico’

Finalmente, se hace un llamamiento ‘a respetar los cauces democráticos en todo intento de solución que se plantee para resolver los actuales problemas políticos: la observancia y el acatamiento de las leyes, el cuidado de la convivencia y el respeto a los procedimientos previstos en el ordenamiento jurídico. No estamos dispuestos a asistir al fracaso de un orden democrático en el intento de abordar la solución a problemas que solamente pueden verse agravados con el recurso a traumáticos expedientes de ruptura’.

Entre los firmantes se encuentran Mario Vargas Llosa, escritor y Premio Nobel de Literatura; Albert Boadella, dramaturgo; Arcadi Espada, periodista; Félix de Azúa, catedrático de Estética; Francesc de Carreras, catedrático de Derecho Constitucional; Félix Ovejero, profesor de Economía en la Universidad de Barcelona; Joseba Arregi, ex consejero del PNV y profesor de Sociología en la Universidad del País Vasco; Fernando Savater, catedrático de Filosofía; Nicolás Redondo Terreros, ex líder del PSOE en el País Vasco; Jorge M. Reverte, escritor; Roberto Blanco Valdés, catedrático de Derecho Constitucional; Aurelio Arteta, catedrático de Filosofía Moral y Política de la Universidad del País Vasco; Joaquín Leguina, ex presidente de la Comunidad de Madrid; Antonio Elorza, catedrático de Ciencias Políticas en la Universidad Complutense; José María Fidalgo, médica y ex secretario general de CCOO; Manuel Jiménez de Parga, ex presidente del Tribunal Constitucional; Santiago González, periodista; Carlos Herrera, periodista; Jon Juaristi, escritor; Óscar Tusquets, arquitecto; Maite Pagazaurtundúa, ex presidenta de la Fundación de Víctimas del Terrorismo; Álvaro Pombo, escritor; Carmen Iglesias, académica de la Española y la de la Historia; y Jorge de Esteban, catedrático de Derecho Constitucional y presidente del Consejo Editorial de El Mundo.

La Voz de Barcelona, 05-11-2012

El texto íntegro:

Los abajo firmantes, preocupados por los últimos acontecimientos que se han producido en la vida política de Cataluña, queremos expresar nuestra opinión sobre algunos de los problemas que estos hechos ponen de relieve.

1.-Queremos dejar patente nuestra lealtad a la Constitución de 1978, pieza clave en la construcción de nuestra democracia, uno de los hechos políticos más felices de nuestra reciente historia. Su vigencia a lo largo de los últimos 34 años ha constituido y constituye la garantía del periodo más largo de convivencia democrática que nos hemos dado los españoles.

2.-Como herederos de las tradiciones liberal y socialdemócrata de las que procedemos, queremos reivindicar el Estado y la nación españoles, obra del pasado, el presente y el futuro de un pueblo que quiere permanecer unido en defensa de la libertad, la igualdad, el pluralismo político y el progreso económico.

3.-Consideramos que Cataluña se ha hecho acreedora de la estima y la solidaridad del resto de España. Nadie debe olvidar su importante contribución al proceso de modernización de nuestro país y su acogida a miles de trabajadores de otros lugares de España. De análoga manera es preciso recordar la aportación de estos al crecimiento y al desarrollo de la economía y a la modernización de la sociedad catalana. Por todo ello, no estamos dispuestos a que un muro de incomprensión y agravios inventados pueda ser levantado dentro de la sociedad catalana, y entre la sociedad catalana y los ciudadanos del resto de España.

4.-Queremos llamar la atención sobre el riesgo de fractura a que pudieran conducir actitudes irresponsables en medio de las dificultades por las que atraviesa la vida española. Lejos de enfrentarnos a la crisis de forma desunida, pensamos que es el momento de movilizar los recursos de la nación y buscar el acuerdo de todas las fuerzas políticas y sociales para salir del preocupante trance en que nos encontramos en España y en Europa .

5.-Llamamos a respetar los cauces democráticos en todo intento de solución que se plantee para resolver los actuales problemas políticos: la observancia y el acatamiento de las leyes, el cuidado de la convivencia y el respeto a los procedimientos previstos en el ordenamiento jurídico. No estamos dispuestos a asistir al fracaso de un orden democrático en el intento de abordar la solución a problemas que solamente pueden verse agravados con el recurso a traumáticos expedientes de ruptura.

Terminamos haciendo apelación a la cordura, la responsabilidad y la prudencia como actitudes indispensables para hacer frente al reto que algunos pretenden plantear a la sociedad española, manifestando nuestra confianza en el marco constitucional y en el Estado de Derecho como terreno idóneo para la búsqueda de soluciones sobre el futuro de España.

 

 

Sé el primero en comentar en «Una cuarentena de intelectuales sale en defensa de la Constitución de 1978»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »