¿”Enemigos interiores” en CDC?

Duran y Mas
 
Más fracturas entre CDC y UDC
Alfons Quintà.- Según fuentes de CDC, el sábado los teléfonos móviles de dirigentes y cuadros del partido de Mas quemaban.  Había un montón de WhatsApp (muchos, a direcciones de grupos), SMS y mensajes de todo tipo contra las entonces recientes declaraciones de Duran Lleida, que aunque no lo parezca es secretario general de CiU.

Tanto Artur Mas cómo Oriol Pujol recibieron mensajes de cuadros que echaban fuego. No tengo ningún indicio de que Mas los respondiera. En cambio, a media tarde, Oriol contestó, colectivamente, a un grupo. Desconozco el número de integrantes.

Tendrían “al enemigo en casa”
Una fuente directa me reproduce el contenido: “No sufáis que Mas llegará hasta el final. El problema es que tenemos al enemigo en casa”. No citaba el nombre de Duran. Pero, presumiblemente, no podía ser otro.

Barbaridades de este tipo empiezan a ser la norma en CiU. Me explican que el ambicioso tránsfuga Jaume Sobrequés acusó, en plena emisión de TV, de “quintacolumnista” al diputado de Ciutadans Jordi Cañas. En Internet, y presumiblemente por parte de corsarios o pelotones de CDC, o a su servicio, remunerado o no, ese es un insulto frecuente.

Imputaciones de “quintacolumnisme”, como en 1936
La expresión “Quinta Columna” fue inventada por el general franquista Emilio Mola, en 1936, cuando cuatro columnas rebeldes a la Segunda Republica se acercaban a Madrid. Mola dijo que en realidad había una “Quinta Columna” formada por los madrileños franquistas que se sublevarían, desde dentro de la capital, contra la República. Junto a “guerrilla”, “pronunciamiento” y “junta militar” se han convertido en neologismos, en muchas lenguas. La palabra es ciertamente injuriosa y también calumniosa, dado que tomar parte en una revuelta contra tropas legales (y las republicanas lo eran)de tu país es un grave delito, en los códigos militares de todas partes.

De siempre, las relaciones personales entre Oriol Pujol y Duran han sido horribles, ya cuando las de Duran con Mas eran sólo fluctuantes. Hace años, mientras estaba hablando con Duran Lleida, fui testigo de un saludo gélido entre Pujol II y el líder de UDC. Duran me hizo un comentario que, creo, tiene que permanecer afectado por el secreto profesional.

¿Voto antagónico de CDC y de UDC?
Otras fuentes de CDC me dicen que nunca habían visto tanta tensión entre ambas formaciones, teóricamente federadas. “¿Te imaginas –me dice una de ellas– que en el futuro Parlament no hubiera disciplina de voto en temas identitarios cruciales? ¿O, todavía peor, que quede patente que Mas o bien Duran están haciendo en el Parlament lo contrario de lo que habían prometido? Tienen criterios antagónicos. El uno o el otro puede pasar por mentiroso descarado. Aunque yo sea de CDC –sin estar de acuerdo con Mas–, en el terreno de los incumplimientos de compromisos electorales Duran lo tiene más fácil que Mas, porque, por realismo, se verá que los recientes toques de mínima moderación de Pujol padre y de Duran se tendrán que llevar a cabo. No entiendo como Oriol (Pujol) no lo ve, al ser tan patente”.

Otra fuente afirmó: “Todo se ha hecho con los pies. Sabemos que la estrategia de Mas hasta el 11-S era otra. Muy irresponsablemente, hizo una cabriola para evitar las criticas de ‘blando’ que entonces, ay, recibía de los dos Pujol y de Felip Puig, así como para esconder su mal balance en la Generalitat. Todo esto se ha convertido en el secreto de Polichinela. Pero la precipitación nos ha hecho olvidar incluso que Duran continúa siendo el presidente de la Comisión de Asuntos exteriores del Parlamento español”.

Duran, presidente de la comisión de Exteriores
Expongo esta evidente situación a un amigo personal y político de Duran Lleida. Me dice: “Josep Antoni ya se ha encontrado en la situación de tener que explicar a diplomáticos y dignatarios extranjeros cómo hacía compatible una muy alta función del Estado Español en materia de política interna e internacional con ser la segunda figura más importante de un movimiento confesadamente separatista. Ha sido toda una papeleta. Le he dicho que tendría que tomar una decisión urgente, porque se juega su honorabilidad personal. La radicalización de Mas no se puede mantener y, aun menos, acentuar. Creo que Duran tiene que continuar presionando.”

La fuente añade: “Creo que estas confusiones están creando la pérdida de muchas decenas de miles de votos a CiU. Pero es Mas el culpable. Ha tensado demasiado la cuerda. Creo que acabará muy mal”.

eldebat.cat (4.11.2012)

Sé el primero en comentar en «¿”Enemigos interiores” en CDC?»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »