Más interesante que la noticia son las

Más interesante que la noticia son las aportaciones de los distintos comentaristas, especialmente, de don Diego Vega. Desde lejos de Cataluña, uno tiene la sensación (posiblemente errónea) que la única manera de enfrentar al discurso nacionalista, evidentemente insolidario y clasista, es realizando uno atractivo para las clases populares y medias cuyo nivel de vida se ha visto truncado por las políticas ultraliberales y antisociales de CIU y – no olvidarse – ,anteriormente, el tripartito. Quiero destacar que de las pocas movilizaciones ocurridas en Cataluña donde el elemento independentista y/o identitario han estado presentes fue con motivo del 15-M como en el resto de España. Leyendo mensajes de foros, artículos y alegatos políticos esa acción se les escapó de la manos al «establishment» catalán. Máxima expresión de la sorpresa fueron los exabruptos del impresentable de Carod-Rovira. A raíz de esta circunstancia, en el movimiento del 15-M, tanto en Cataluña como en el País Vasco, se dio una suerte de entrismo para incorporar posiciones de corte nacionalista completamente ajenas a las reivindicaciones iniciales. En todo caso, creo que es un ejemplo a tener en cuenta. El nacionalismo se mueve como pez en el agua en el terreno de los sentimientos, pero entra en el nerviosismo cuando su rival no blande una bandera sino la defensa de los derechos ciudadanos. Porque, a fin de cuentas, lo que le importa a la persona, independientemente de su procedencia, es tener un trabajo, tener seguridad económica, buenas prestaciones en salud, educación para sus hijos, seguridad y justicia.

Sé el primero en comentar en «Más interesante que la noticia son las»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »