Por curiosidad, me he asomado aquí, ant

Por curiosidad, me he asomado aquí, antes de abrir mi correo y después de tres días sin acceder an internet, y me encuentro con una convocatoria, que desconocía,pero con algunas respuestas que me dejan pasmado. Aparte d algunas razones obvias que arguye Borja Carnicer,hay cosas que pensaba estaban superadas hace décadas. Por ejemplo, el debate sobre el fascismo: ¿todavía se rechazaría la lucha contra el fascismo porque la oposición era transversal y no de clase? Por lo que veo, las políticas frentistas se entienden todavía de modo transversal, al modo leninista? Aunque los nazionalistas batsunos mataban indistintamente a populares y socialistas, no era ni es admisible el frente constitucionalista contra ese movimiento totalitario? ¿Qué está en juego en Cataluña, la democracia o la revolución proletaria? ¿Acaso la «cuestión nacional» es una ideología burguesa? ¿Qué hacemos con los populismos, los nacionalismos «no burgueses» y el patriotismo (nacionalismo) estalinista? Desconozco el origen y el cómo de esa convocatoria, pero lo que, en mi opinión, falta en Cataluña no es la conversión de la izquierda existente(pretensión que me parece fruto del desconocimiento de lo que es la izquierda y el nacionalismo, sino de que crear un espacio público democrática o una sociedad civil democrática que ocupe el espacio público y político que ha ocupado y usurpado la sociedad civil y las organizaciones políticas del consenso catalanista. Aparte he leído algunas opiniones xenófobas, propias de un elitismo liberal decimonónico, que, sinceramente, me ruborizan. Desde luego, seguro que esa no es la manera de pensar de los ciudadanos del común que se manifiesten el 12, si la convocatoria es como dice Fernández Ordóñez, aunque sean cuatro. Menos hemos sido en casi todas nuestras batallas políticas.Y lo de García Oliver, como la posición de la mayoría de los anarquistas, poco tiene que ver con ésto; estaban en contra de los naccionalistas por las mismas razones que lo estaban contra los políticos (incluidos los de izquierdas)y los procedimientos políticos. En el fondo, en unos y otros, hay siempre un recelo de la democracia. Cuando las grandes manifestaciones ciudadanas por el asesinato de M. A. Blanco (la única rebelión cívica democrática digna de tal nombre desde la Transición), la mayoría de mis amigos progres decía que el PP estaba detrás y los progres-catalanistas, que aquello era españolismo. Y, en general los partidos estaban asustados, porque no sabían cómo conducir aquella marea humana, y los sindicatos, desaparecidos, porque quizá el asesinado por los fascistas no era un obrero.

Sé el primero en comentar en «Por curiosidad, me he asomado aquí, ant»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »