Aunque no sea lo mismo, en 1998 Hong-Kon

Aunque no sea lo mismo, en 1998 Hong-Kong pasó de ser colonia británica a parte de China. El acuerdo de traspaso se había firmado 99 años antes, por lo que los ciudadanos de HK habían tenido tiempo de decidir si llegado el momento querían seguir viviendo –y pagando sus impuestos- en lo que iba a convertirse en parte de China o por el contrario buscar otro lugar donde vivir –y pagar los impuestos-. Cuando yo nací en Catalunya mis padres tenían claro que su hijo iba a ser español, cuando mis hijos han nacido en Catalunya, yo he decido tenerlos aquí porque iban a ser españoles. Ahora no me pueden cambiar las reglas del juego. Si los catalanes decidimos que no queremos ser parte de España, votémoslo pero para entrar en vigor dentro de mínimo 50 años, tiempo en el que los ciudadanos de Cataluña podemos decidir si queremos seguir aquí o buscarnos la vida en otro país. La inseguridad jurídica que supone una separación como la que proponen los independentistas no solo es perjudicial para las inversiones extranjeros en Catalunya sino que es ilegal. Si se llega a producir, el Estado Catalán deberá indemnizar a quienes no estén de acuerdo en que les hayan cambiado la nacionalidad y status quo en el mundo a mitad de partida.

Sé el primero en comentar en «Aunque no sea lo mismo, en 1998 Hong-Kon»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »