No se puede negar que ha sido una fiesta

No se puede negar que ha sido una fiesta nacionalista e independentista por todo lo alto. Nada de extrañar dando el palizón en plan mediático ya fuera por la radio, tv o prensa del terruño. Y encima, la televisión local más importante y la tv3 retransmitiendo la manifestación. Eso sí, cuando se trata de cortar carreteras en protesta por el cierre de un ambulatorio como ha pasado en Vall Hebrón, a los vecinos a juzgarlos y multarlos por causas molestias por dicha acción. Lo de menos es que más de una persona sea mayor y se tenga que ir a las cachimbanbas para ir al ambulatorio que se les haya antojado a los del CIU que siga abierto. Los enfermos que se jodan, pero los nacionalistas que tomen la ciudad con todas las facilidades a su alcance. Y sin olvidar los del 15-M del año paso, a molerlos a palos por los Mossos, y que se fueran a mear a Madrid según palabras del inefable Carod Rovira.

Sé el primero en comentar en «No se puede negar que ha sido una fiesta»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »