Europa recuerda que la independencia de Cataluña la dejaría fuera de la UE

La independencia tiene un precio

La Comisión Europea señala que una hipotética secesión de Cataluña se debe “discutir en un contexto doméstico” español y en base al Derecho Internacional, pero advierte de que el nuevo Estado debería solicitar su ingreso en la UE tal como recoge la normativa comunitaria y atenerse a lo estipulado en ella

No hay ninguna duda. La hipotética secesión de Cataluña dejaría al nuevo Estado independiente fuera de la Unión Europea (UE) y debería seguir los procedimientos ordinarios establecidos en el Tratado de la UE para conseguir su ingreso, en caso de solicitarlo, lo que incluiría el cumplimiento de unos estrictos requisitos y estaría sujeto al veto por parte de cualquiera de los estados miembros, entre ellos, lógicamente, España.

Así lo ha advertido este martes en una rueda de prensa el portavoz de la Comisión Europea, Olivier Bailly, ante una pregunta de una periodista de la Agencia Catalana de Noticias, agencia pública de la Generalidad de Cataluña.

La secesión se debe “discutir en un contexto doméstico”

Bailly ha señalado que el Ejecutivo comunitario es conocedor de la manifestación secesionista prevista para este martes en Barcelona (“leemos la prensa y también hemos sido informados por nuestra delegación en Barcelona”, ha indicado), pero ha subrayado que la “posición general” de la Comisión “respecto a los movimientos o las organizaciones políticas a las que les gustaría promover la independencia de una región particular de uno de los 27 estados miembros es la de no hacer comentarios“.

A pesar de ello, el portavoz comunitario ha señalado que esa es una cuestión que se debe “discutir en un contexto doméstico” español, puesto que “no hay disposiciones en el Tratado de la UE respecto a la secesión de una región de un Estado miembro existente”. “En cualquier caso, si una región de cualquier Estado miembro quisiera en el futuro separarse de su Estado miembro y solicitar ser un miembro de la UE, tendremos que tratarlo según el Derecho Internacional y respetar el Tratado de la UE para su acceso”, ha añadido.

Primero, la separación; después, la petición de ingreso en la UE

Ante la insistencia de la periodista de la agencia autonómica de noticias, Bailly ha destacado que “todo eso es un escenario especulativo”, pero que en cualquier caso “cualquier proceso de secesión para estados miembros de la comunidad internacional tendrá que ser hecho u organizado según el Derecho Internacional para que esta nueva organización tenga el reconocimiento de la comunidad internacional, lo que no tiene nada que ver con nosotros [la UE]. Entonces, si quiere solicitar ser miembro de la UE, esto tendrá que ser hecho según los tratados y las previsiones respecto al acceso”.

Y ha dado más detalles:

“O sea, hay dos pasos diferentes: el proceso de secesión y las leyes internacionales [por una parte], y la petición para acceder como Estado miembro de la UE según los tratados de la UE [por otra]. Mientras tanto, por supuesto, los tratados de la UE no son de aplicación [en el nuevo Estado], desde el momento en que [el nuevo Estado] tiene que hacer una petición de acceso a la UE. Pero todo esto es especulativo puesto que no hemos recibido ninguna petición hasta el momento”.

En realidad, esta posición del Ejecutivo comunitario no es ninguna novedad. En junio pasado, ante una propuesta de Iniciativa Ciudadana promovida por Reagrupament y Òmnium Cultural para ‘garantizar la continuidad de la ciudadanía europea para los ciudadanos de un nuevo Estado surgido por un proceso de secesión de una región de un Estado miembro de la UE’ -que fue rechazada-, la UE ya advirtió de que, en caso de secesión, el nuevo Estado tendría que negociar su acceso a la UE como cualquier otro.

La voz de Barcelona (11.09.2012)

Sé el primero en comentar en «Europa recuerda que la independencia de Cataluña la dejaría fuera de la UE»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »