Aparte, que se ha dicho más de una vez

Aparte, que se ha dicho más de una vez que todo el mundo ha tenido oportunidad para empollarse temarios (algunos muy sesudos por el tipo de oposición, presentarse y, con suerte, ser elegido, la verdad que cansa tanto mal rollo que sueltan sobre la figura del funcionario casi creándose un arquetipo del mismo. Algo que ha influido muy negativamente en su imagen, y que ha ayudado a que mucho/a ignorante salga dando sopapos que ellos están manteniendo esos trabajadores, como si éstos no pagaran sus impuestos, y que lo único es que trabajan para el Estado. Basta de colgarle el sambenito de que no paran, cuando esta sociedad, en general, si algo la caracteriza es su gran apatía, por no decir conformismo, al menos hasta ahora. O sea, que no son los funcionarios los únicos que apenas se han movido, en general. Por otra parte, más de una protesta, incluive huelgas, han hecho, pero ¿ha salido la gente a apoyarles, pues estaban en juego la sanidad y la enseñanza pública? Es canallesco que se ensañen con estos trabajadores que les ha servido al gobierno de turno, indistintamente de qué partido se tratara, que les hayan ido congelando o bajando el sueldo, con la pérdida de poder adquisitivo que ello ha supuesto para más de uno y dos, padres o madre de familias. Parece que con los funcionarios se cumple que los de abajo se ensañan con los que ven que son de su clase social, pero con los de arriba te pueden salir con tipicas palabrillas «Es lo que hay». Curioso, pues son los que les puede trastocar la vida, pero claro, los funcionarios sólo se tocan la barriga, y encima, qué envida, son fijos y todo. Todo mi apoyo para Antonio, y tantos/as como él que no merecen el sambenito que les han colgado sólo por haber aprobado unas oposiciones para trabajar para el Estado.

Sé el primero en comentar en «Aparte, que se ha dicho más de una vez»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »