El Gobierno declara la guerra a la clase obrera en el Congreso y la reprime en la calle

Niña de 11 años disparada a bocajarro con una pelota

El Gobierno le ha declarado la Guerra a la clase obrera. Este miércoles, 11 de julio, el ejecutivo del Partido Popular ha decidido emprender una ofensiva sin precedentes contra los trabajadores en todos los frentes. Por un lado en el Congreso, donde Rajoy anunciaba unas medidas brutales antes de huir por la puerta de atrás. Unas medidas calificadas por Cayo Lara como “gasolina para las calles”. Por otro lado, ordenando machacar con la mayor brutalidad policial posible la manifestación de los mineros por la Castellana.

Decenas de heridos, incluso niños atacados con pelotas de goma, y varios detenidos, es el resultado de la acción de los antidisturbios, que sembraron el caos en el Ministerio de Industria.

Ancianos por los suelos, jóvenes y mayores con heridas de diversa consideración, una joven con los oídos sangrando y una niña de 11 años disparada a bocajarro con una pelota.

La Manifestación de este miércoles reunió a cientos de miles de personas que marcharon varios kilometros entre la plaza de Colón y el Ministerio de Industria en apoyo a los mineros, que finalizaron ayer una marcha de cientos de kilómetros desde las cuencas y fueron arropados por una multitud de madrileños que desbordó todas las previsiones.

El Gobierno ha declarado la guerra, ahora a la clase obrera le toca responder.

La República (11.07.2012)

Sé el primero en comentar en «El Gobierno declara la guerra a la clase obrera en el Congreso y la reprime en la calle»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »