Los ‘padrinos’ de Urdangarín en los negocios se reparten 19 millones de la Generalitat

El Duque de Palma

Vilarrubí y Cuscó fueron los principales mentores del Duque de Palma

Stop corrupciónJosé L. Lobo.- Si Iñaki Urdangarín y el Instituto Nóos esquilmaron las arcas de la Generalitat Valenciana, como se desprende del sumario que instruye el juez José Castro, sus padrinos en el negocio del patrocinio deportivo parece que no se han quedado a la zaga. Carles Vilarrubí Joan Cuscó, dos de los principales mentores del duque de Palma en sus inicios como empresario tras abandonar la práctica profesional del balonmano, se repartirán casi 19 millones de euros de fondos públicos por la organización en Valencia de dos campeonatos internacionales de tenis e hípica, según las pruebas documentales recopiladas por El Confidencial.
La orgía de gasto de la Generalitat en eventos deportivos -más de 20 millones de euros anuales sólo en la Fórmula 1- parece no haber alcanzado aún su clímax. El Ejecutivo autonómico del PP acabará de saldar el próximo año los compromisos de gasto adquiridos por el expresidente Francisco Camps para la celebración entre 2009 y 2013 del Open 500 de Tenis y de la Global Champions Tour de Hípica, que ascienden a 19 millones de euros. Los contratos fueron adjudicados a Octagón Esedos y Oxer Sport, dos empresas controladas por los padrinos y amigos de Urdangarín.

Las tres ediciones de la Global Champions Tour celebradas entre 2009 y 2011, organizadas por Oxer Sport, le han costado a la Generalitat y al Ayuntamiento de Valencia 2,25 millones de euros. A esa cantidad hay que sumar el gasto de la inversión publicitaria, que también fue asumido por ambas instituciones públicas. Las pruebas, que se disputaron en el recinto de la Ciudad de las Artes y las Ciencias de la capital, contaron entre sus participantes con Cayetano Martínez de Irujo -hijo de la duquesa de Alba- y Pilar Ortega -hija del dueño del imperio Inditex, Amancio Ortega-; y entre sus espectadores de postín estuvieron la infanta Elena de Borbón y la hermana del Rey, Pilar de Borbón.

De las canchas a los despachos

El presidente de Oxer Sport es Carles Vilarrubí, vicepresidente del FC Barcelona y esposo de Sol Daurella, una de las mujeres más ricas de Cataluña. Vilarrubí impulsó la carrera empresarial de Urdangarín después de que éste cambiara, en 2001, las canchas de balonmano por las moquetas de los despachos. Fue precisamente el acaudalado empresario catalán quien colocó al duque de Palma en el consejo de Administración de Motorpress Ibérica -una editora de revistas deportivas, donde cobraba más de 300.000 euros anuales- y quien le abrió muchas puertas en el mundo del patrocinio deportivo.

Vilarrubí, íntimo amigo del ex presidente de la Generalitat Jordi Pujol -que en 1996 le situó como consejero de Telefónica-, se convirtió en el más firme defensor de la continuidad de Urdangarín en la Fundación FC Barcelona, cuestionada tras la imputación del yerno de Don Juan Carlos. En enero de este año, el mentor del duque de Palma afirmó que éste «forma parte de la historia del barcelonismo porque ha sido un deportista de élite, y las condiciones objetivas que se dieron en su día para que fuese patrón de la fundación no se han modificado. La presunción de inocencia es evidente».
Fue también Vilarrubí quien introdujo a Urdangarín en Octagón Esedos, otra firma especializada en la organización de grandes acontecimientos deportivos. Su presidente, Joan Cuscó, cultivó una estrecha amistad con el yerno del Rey y le asesoró en sus proyectos empresariales, hasta el punto de que fue su socio en la sociedad Namasté 97 S. L., que tenía como accionistas a la infanta Cristina de Borbón, a dos de sus hijos –Juan y Pablo Nicolás Urdangarín de Borbón-, a Urdangarín y al propio Cuscó. Namasté 97 salió a relucir en las investigaciones del juez Castro y la Fiscalía Anticorrupción de Baleares como una sociedad patrimonial que gestionaba los bienes familiares de los Urdangarín-Borbón.
Otros 16 millones de euros
Fue precisamente Octagón Esedos -de la que Urdangarín fue consejero hasta la creación del Instituto Nóos- la adjudicataria del Open 500 de Tenis de Valencia, cuya primera edición se celebró en 2009. La Generalitat, ahora bajo la presidencia de Alberto Fabra, sigue sin aclarar cuánto han costado las ediciones disputadas hasta ahora, pero la Consejería de Turismo y Deporte tiene adquirido un compromiso de gasto de más de 10 millones de euros. De esa cantidad, 3,6 millones corresponden a la edición de 2011; 3,1 millones a la de este año, y 3,2 a la de 2013. Las fuentes consultadas calculan que las dos primeras ediciones tuvieron un coste muy similar, por lo que el Open 500 deportivo supondrá un desembolso de más de 16 millones para las mermadas arcas públicas valencianas.
En el consejo de administración de Octagón Esedos figuró como consejero hasta 2007 José Luis Samaranch Sáenz de Buruaga, familiar del ya fallecido Juan Antonio Samaranch, que fue presidente del Comité Olímpico Internacional y gran valedor de Urdangarín en el Comité Olímpico Español, del que llegó a ser vicepresidente primero. José Luis Samaranch, otro de los tutores de la carrera empresarial del duque de Palma, fue también consejero delegado de Motor Press Ibérica, en cuyo consejo de administración compartió asiento con Vilarrubí y el yerno del Rey.
Uno de los socios de Vilarrubí en Oxer Sport, organizadora de las tres ediciones de la Global Champions Tour celebradas hasta ahora en Valencia, es Álvaro Arrieta -también amigo del duque de Palma-, que coincidió en Octagón Esedos con Cuscó, José Luis Samaranch y los propios Vilarrubí y Urdangarín. Arrieta es el marido de la popular Arantxa Quiroga, presidenta del Parlamento vasco, y fue él quien estampó su firma en 2008 en el contrato suscrito entre Oxer Sport y el Ejecutivo valenciano para la organización del concurso internacional de hípica.
 
El Confidencial (2.07.2012)

Sé el primero en comentar en «Los ‘padrinos’ de Urdangarín en los negocios se reparten 19 millones de la Generalitat»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »