Una filtración judicial alertó con antelación a la Casa del Rey del ‘caso Corinna’

El Rey, seguido por la princesa Corinna zu Sayn-Wittgenstein, durante un viaje a Alemania.

Sobreseida provisionalmente la denuncia contra la princesa por «usurpación de funciones»

Stop corrupciónJosé L. Lobo.- La preocupación de la Casa del Rey por el caso Corinna y sus consecuencias sobre el prestigio de una institución monárquica en horas bajas no se ha disipado. De hecho, La Zarzuela analiza con lupa cualquier información periodística sobre Corinna zu Sayn-Wittgenstein, amiga de Don Juan Carlos, que ha actuado en repetidas ocasiones como representante del monarca, comprometiendo así la imagen de la Corona, al arrogarse un papel de asesora que jamás le ha sido reconocido, al menos oficialmente.

El último sobresalto para la Casa del Rey ha sido la denuncia formulada contra la princesa alemana por presunta usurpación de funciones públicas, un delito castigado con hasta tres años de cárcel, como adelantó El Confidencial. La titular del Juzgado de Instrucción número 44 de Madrid, María Luisa Lázaro, acaba de sobreseer provisionalmente esa denuncia, que fue presentada por Susana Cano, la madre de una joven modelo que fue presuntamente violada hace cuatro años en Ibiza por el multimillonario saudí Alwaleed bin Talal, amigo del Rey y de la propia Sayn-Wittgenstein.
La juez, en un auto al que ha tenido acceso este diario, señala que «es procedente incoar diligencias previas», pero decreta el «sobreseimiento provisional» de la causa «hasta tanto no existan nuevos datos que justifiquen su reapertura». Lázaro argumenta su decisión en que «no aparece debidamente justificada la perpetración del delito que se denuncia», pero, lejos de archivar definitivamente el procedimiento, deja la puerta abierta a futuras actuaciones.
El auto, fechado en Madrid el pasado 15 de junio, no salió del juzgado hasta el día 18, y la denunciante recibió la notificación tres días más tarde -el jueves 21- mediante carta certificada, según han confirmado fuentes del Juzgado de Instrucción número 44 y el abogado de Cano, Maximino Turiel. Sin embargo, la Casa del Rey tuvo conocimiento de la resolución judicial el mismo 18 de junio, tres días antes que Cano y su letrado, pese a que ni siquiera es parte en el procedimiento. Un mensaje de texto enviado en esa fecha a la redacción de El Confidencial por el director de Comunicación de La Zarzuela así lo prueba.
«Los mentideros de Madrid»
«Me imagino que será noticia que la juez haya archivado la denuncia que recogíais la semana pasada», afirmaba en alusión a la información publicada por este diario. Ayer, al ser preguntado acerca de cómo era posible que la Casa del Rey, que no está personada en la causa, estuviera informada del auto de sobreseimiento provisional antes incluso que la propia denunciante, el citado portavoz oficial señaló: «Cuando el día 18 pregunté si sería noticia el archivo de la denuncia, me refería a lo que se comentaba en todos los mentideros de Madrid de que no tenía sentido que ningún juzgado aceptara seguir adelante con una denuncia basada en noticias sin confirmar de un confidencial» (¿?). 
Corinna fue recibida al menos en dos ocasiones por el príncipe Alwaleed bin Talal en su cuartel general de Riad, una en calidad de «representante de Su Majestad el Rey Juan Carlos de España» y otra como su «consejera estratégica». Así lo reconoce el propio príncipe saudí en un comunicado oficial que puede leerse en la web de Kingdom Holding Company, el conglomerado empresarial del que es presidente. Bin Talal, sobrino del rey Abdullah bin Abdulaziz, posee la 29ª fortuna del mundo, según la revista Forbes, y es el principal accionista de Citigroup y segundo inversor en News Corporation, la sociedad del magnate de la comunicación Rupert Murdoch.
El príncipe saudí recibió el pasado 8 de abril una carta personal de Don Juan Carlos en la que éste le felicitaba por la decisión de la Audiencia de Palma de archivar provisionalmente la denuncia por violación presentada contra él por la joven Soraya H. en el verano de 2008. La modelo, que entonces tenía 20 años, fue presuntamente narcotizada y forzada sexualmente a bordo de un yate en el que se encontraba Bin Talal. Éste siempre lo ha negado, asegurando que ni siquiera estaba en Ibiza cuando se produjo la supuesta agresión sexual.
El Confidencial (27.06.2012)

Sé el primero en comentar en «Una filtración judicial alertó con antelación a la Casa del Rey del ‘caso Corinna’»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »