El Tribunal Constitucional legaliza Sortu en una votación muy dividida

Croquis

Resultado ajustado en el tribunal, como ocurrió cuando dio luz verde a Bildu para presentarse a las municipales

Los magistrados Javier Delgado, Ramón Rodríguez y Manuel Aragón emitirán votos particulares negativos. El alto tribunal cambia la sentencia del Supremo, que impidió que el partido concurriera a las elecciones locales de 2011

Julio M. Lázaro – Madrid.- El Tribunal Constitucional ha legalizado Sortu por un solo voto de diferencia. El debate del recurso presentado por la formación de la izquierda abertzale contra su ilegalización por parte del Tribunal Supremo ha partido en dos al Constitucional y, finalmente, la votación ha sido favorable al recurso por seis votos a favor de la legalización (de los magistrados progresistas), y cinco en contra (de cuatro de los conservadores más uno de los progresistas), según han informado fuentes del alto tribunal.

Tres de los cinco magistrados -Javier Delgado Barrio, Ramón Rodríguez Arribas, ambos conservadores, y Manuel Aragón Reyes, nombrado a propuesta del PSOE pero últimamente alineado con los conservadores- que se han «opuesto frontalmente» a cambiar la decisión del Tribunal Supremo emitirán votos particulares. Junto a ellos han votado en contra Francisco Hernando Santiago y Francisco Javier Pérez de los Cobos. A favor de la legalización se han pronunciado el presidente, Pascual Sala; la ponente, Elisa Pérez Vera; el vicepresidente, Eugeni Gai, y los magistrados Pablo Pérez Tremps, Luis Ortega y Adela Asúa.

El Constitucional estima la demanda de amparo presentada por Miren Karmele Agirregabiria Agirre, José Javier Artola Zubillaga, Maider Etxevarria Akaiturri y Raquel Sáez de Cámara contra la sentencia del la Sala del 61 del Tribunal Supremo y declara que se ha «vulnerado el derecho de asociación de los recurrentes en su vertiente de libertad de creación de partidos políticos». Por ello acuerda «restablecerlos en su derecho y, a tal fin, declarar la nulidad del Auto de la Sala Especial del Tribunal Supremo del Art. 61 de la Ley Orgánica del Poder Judicial, de 30 de marzo de 2011». El Constitucional acuerda reconocer a los recurrentes «el derecho a la inscripción de dicho partido político, en los términos previstos en el fundamento jurídico 16”.

El alto tribunal había iniciado este lunes su semana de pleno jurisdiccional, en cuyo orden del día se situaba en un lugar destacado la sentencia sobre la legalización de la formación abertzale Sortu, que comenzó a ser debatida en el pleno celebrado hace dos semanas. La votación de hoy se ha efectuado ya con un nuevo borrador de la ponencia elaborada por la magistrada Elisa Pérez Vera, con las modificaciones introducidas en los debates anteriores. Esta ponencia era partidaria de la legalización.

El alto tribunal ha revisado la constitucionalidad de la sentencia del Tribunal Supremo, que en marzo de 2011 denegó la inscripción de Sortu en el Registro de Partidos Políticos por considerar a la formación un diseño de ETA para suceder a Batasuna con el objetivo de concurrir a las elecciones de municipales del 22 de mayo de 2011, cuyo aniversario coincidió con el inicio de las deliberaciones.

Sortu presentó recurso de amparo al Constitucional hace ahora más de un año. Sus abogados argumentaron que la negativa a que se inscribiera en el Registro de Partidos fue una “ilegalización preventiva que pone en riesgo el propio Estado constitucional”.

El pleno para revisar el recurso de Sortu fue señalado para el pleno del pasado 22 de mayo, pero durante los tres días del sesiones los magistrados no lo abordaron. En cambio, el primer día de sesiones hicieron público un durísimo comunicado en el que amenazaban con tomar «medidas drásticas» si no se procedía a la renovación de los tres jueces constitucionales cuyo mandato concluyó en noviembre de 2010, es decir, hace ahora año y medio. La repercusión de las críticas al Congreso por parte del Constitucional dejó automáticamente en un segundo plano el recurso de Sortu, que parece haber quedado aparcado, al menos temporalmente.

El antecedente más próximo al recurso del partido político Sortu fue la legalización de la coalición electoral Bildu, en que el tribunal se dividió en dos, con un resultado favorable de 6 votos a 5, al igual que hoy. 

La cuestión de Sortu también fracturó en dos a la Sala del 61 del Tribunal Supremo: mientras la mayoría lo consideró un partido diseñado por ETA para suceder a batasuna, siete de los magistrados, entre ellos tres presidentes de Sala del Supremo, lo vieron como “un nuevo partido político creado por un importante sector de la izquierda abertzale con arreglo a las exigencias y parámetros constitucionales”. Y en cuanto a la fase anterior a su gestación, estos mismos magistrados apreciaron “un intenso debate en el seno de la izquierda abertzale sobre el abandono de la violencia” en el que “la línea violenta de ETA quedó apartada” y se impuso “la línea política”.

Poco antes de que se conociera la decisión del Constitucional, el fiscal general del Estado, Eduardo Torres-Dulce, había indicado este miércoles que la posición del Ministerio Público con respecto a Sortu es «clarísima», ya que entiende que tanto en su caso como en el de Bildu, las decisiones de la Sala del 61 del Tribunal Supremo (TS) son correctas y que «no procede la legalización de esa entidad electoral».

En el escrito de 197 folios presentado por la Fiscalía, esta se oponía al recurso de amparo de Sortu porque se crearía una situación “de la que se aprovecharían ETA y Batasuna por medio de la pantalla de Sortu”. Y tolerar su constitución constituiría un “riesgo objetivo, grave e inminente que atentaría directamente contra los pilares básicos de nuestra democracia”.

El País (20.06.2012)

Sé el primero en comentar en «El Tribunal Constitucional legaliza Sortu en una votación muy dividida»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »