Pues claro que no se acabaría el mundo.

Pues claro que no se acabaría el mundo. Igual que tampoco se acabaría si nos obligaran a jubilarnos a los 80 años, nos redujeran el sueldo a la mitad, nos impidieran viajar fuera de nuestras fronteras u obligaran a los trabajadores a trabajar de sol a sol. ¿Y qué? Aquí de lo que se trata es de lo que nos puede parecer más justo o injusto; o más legal o ilegal; o más lógico o ilógico; o más solidario o insolidario…pero que no se acabe el mundo, sinceramente, me parece demasiado para el cuerpo como argumento.

Sé el primero en comentar en «Pues claro que no se acabaría el mundo.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »