El rechazo del Rey a un pacto de Urdangarín con la Fiscalía perjudica a la infanta Cristina

Foto de archivo de la infanta Cristina de Borbón, hija menor del Rey (Efe).

La Audiencia de Palma debe resolver ahora si imputa a la hija del monarca

Stop corrupciónJosé L. Lobo.- ¿Proteger a la Corona o salvar a su propia hija? El firme rechazo del Rey a un pacto entre la Fiscalía e Iñaki Urdangarín que permita a éste eludir su paso por la cárcel puede ser un bálsamo para el muy castigado prestigio de la institución monárquica; pero, a la vez, comprometería el horizonte penal de la infanta Cristina de Borbón, que a día de hoy sigue sin estar imputada en el sumario que instruye el juez José Castro, pese a los indicios que pesan en su contra.

Fuentes del entorno del monarca consultadas por El Confidencial aseguran que el heredero de la Corona, Felipe de Borbón, comparte sin fisuras el criterio de su padre, que desaprueba la nueva estrategia de defensa puesta en marcha por Urdangarín para negociar una sentencia de conformidad con el fiscal. Ese pacto, de llegar a materializarse, evitaría al duque de Palma el ingreso en prisión, a cambio de declararse culpable y devolver los fondos públicos malversados.

Don Juan Carlos, según las mismas fuentes, no desea un pacto de esa naturaleza porque, pese a que se trata de un instrumento legal y recurrente en el Derecho Penal, su impacto en la opinión pública podría ser demoledor para la monarquía, que difícilmente podría evitar que ese acuerdo fuera interpretado como un apaño entre la Casa del Rey y la Justicia. Y esa percepción de trato de favor sería un nuevo lastre para el Príncipe de Asturias, muy preocupado ante la perspectiva de, algún día, tener que recoger los restos del naufragio.

La Zarzuela vería con alivio que la Fiscalía no aceptara esa sentencia de conformidad, se celebrara una vista oral y Urdangarín se sentara en el banquillo de los acusados. Un escenario, en definitiva, congruente con el mensaje que el jefe del Estado lanzó en su último discurso navideño, cuando aseguró que “la Justicia es igual para todos”. Pero la Casa del Rey, añaden las fuentes consultadas, también es consciente de que ese horizonte, más allá de rebajar la presión sobre la monarquía, dejaría en una situación comprometida a la infanta Cristina.

Expuesta al riesgo

Mientras que una sentencia de conformidad, además de evitar a Urdangarín pisar la cárcel, cerraría definitivamente la puerta a una imputación de la infanta Cristina, llegar al juicio oral supondría que la hija menor de Don Juan Carlos quedará expuesta al riesgo de que nuevas pruebas o futuros testimonios acaben incriminándola. La declaración que el antiguo socio de Urdangarín en el Instituto Nóos, Diego Torres, prestará el próximo día 22 en Palma puede ser determinante para el futuro penal de la Infanta.

Torres, que también ha sondeado a la Fiscalía sobre la posibilidad de sellar un pacto de conformidad que le aleje de la cárcel, ha dejado bien claro que no piensa cargar en solitario con la responsabilidad del saqueo a varias administraciones públicas cometido desde el Instituto Nóos. Y ha insinuado que está dispuesto a sacar a la luz documentos y correos electrónicos que supuestamente dejarían contra las cuerdas a la esposa de Urdangarín e, incluso, al propio Don Juan Carlos.

Otra piedra en el camino para la infanta Cristina es el empeño del sindicato Manos Limpias, personado en el caso Urdangarín como acusación popular, en que la hija del Rey sea también imputada. La Audiencia Provincial de Palma se pronunciará previsiblemente a finales de este mes sobre el recurso de apelación que interpuso Manos Limpias contra la decisión del juez Castro, que ha rechazado por dos veces imputar a la Infanta. El juez argumentó que “hasta el momento no se ha constatado” la existencia de “indicios objetivos de criminalidad” en su contra.     

Manos Limpias, por el contrario, considera que la infanta Cristina no sólo fue “beneficiaria directa” de los fondos obtenidos de forma presuntamente fraudulenta por su marido, sino también “actora directa, por encubrimiento, complicidad o cooperación necesaria”, de las actividades delicitivas de Urdangarín. La abogada del sindicato, Virginia López-Negrete, sostiene que la hija del Rey era “conocedora, cuando menos, de las argucias financieras fraudulentas” que utilizó su esposo para defraudar a Hacienda.

El Confidencial (10.05.2012)

Sé el primero en comentar en «El rechazo del Rey a un pacto de Urdangarín con la Fiscalía perjudica a la infanta Cristina»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »