Éxito de la Huelga General a pesar de la violencia y el terrorismo patronal

Samuel Sánchez 

Por los piquetes de los Polígonos Industriales pasaban fundamentalmente coches de alta gama (los de los patronos), vehículos con conductores que miraban con desprecio a los huelguistas y utilitarios de trabajadores o trabajadoras cuyos ojos reflejaban que iban a trabajar por miedo a ser despedidos.  Y ese, el miedo, ha sido lo único que ha impedido que el 29M se convirtiera en una protesta que pusiese contra las cuerdas al Gobierno ultraconservador de Mariano Rajoy.

La Huelga fue un éxito, a pesar del terrorismo de cientos de miles de empresas que amenazaron a sus trabajadores y trabajadoras con despedirlos, con no renovarles o con otro tipo de represalias, si secundaban la Huelga General. El éxito de la Huelga fue tal que incluso un buen número de Policías Nacionales manifestaban a los piquetes que “se solidarizaban con la protesta, aunque no pudieran secundarla”. No era el caso de las UIP (Antidisturbios), sobre las cuales incluso los otros Policías se trataban de distanciar, y que causaron auténticos estragos y produjeron ataques en lugares como Barcelona, donde varios manifestantes fueron heridos de gravedad con pelotas de goma.

Sin embargo, la tónica general fue de relativa calma durante la Huelga, y los piquetes actuaron de manera pacífica en todo el país, y lejos de lo que los medios de la derecha y la ultraderecha predicaron durante toda la jornada, los principales agredidos fueron los piquetes y huelguistas, hasta el punto de que incluso una sindicalista de CCOO fue apuñalada por un empresario.

Secundada por un 77%

El seguimiento general de la huelga general se sitúa en el 77%, según CCOO y UGT, que precisan que en los sectores de transportes, industria y construcción y agricultura y ganadería la adhesión supera el 95%, mientras que en el sector servicios se sitúa en el 70% y en las administraciones públicas es del 57%.

Los sindicatos detallan que el sector con mayor seguimiento del paro es industria y construcción, con un respaldo del 97%, pode delante del transporte, con un 95%, y de la agricultura y la ganadería, también con un 95%.

Dentro del sector industrial, el respaldo es del 98% en empresas minerometalúrgicas, del 96% en agroalimentarias, de construcción y madera y del 95% en química y textil, así como en artes gráficas y papel.

En el transporte, la mayor parte de los medios registran una adhesión a la huelga del 95%. Este es el caso del ferrocarril, el autobús, los puertos o mercancías. En el Metro y el transporte aéreo, el seguimiento es del 90%, siempre según UGT y CC.OO.

Por su parte, dentro del sector servicios, el respaldo a la huelga oscila entre el 98% de la recogida de basuras y el 40% de bancos y cajas de ahorros, pasando por el 64% de hostelería y del 60% del comercio.

La República (29.03.2012)

Sé el primero en comentar en «Éxito de la Huelga General a pesar de la violencia y el terrorismo patronal»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »