La Generalitat catalana gasta 9 millones en pagar cargos de confianza

El presidente de la Generalitat de Cataluña, Artur Mas (Efe). 

Los sindicatos proponen eliminar 131 ‘eventuales’ y evitar más recortes a funcionarios 

Antonio Fernández.- UGT ha planteado a la Generalitat la eliminación del personal político eventual del Gobierno: 131 cargos políticos de los que se puede prescindir que, según el sindicato, “son gente de partido, que cobran entre 60.000 y 110.000 euros anuales y que representan un gasto sólo en la estructura del Gobierno de 9 millones de euros anuales”. El Govern, de momento, no quiere saber nada de esta negociación en la mesa de la función pública.

Según los presupuestos para el 2012, la partida para ‘cargos de confianza’ subió de 8.907.000 euros a 8.948.000 euros. Pero el cómputo se hizo sólo para el personal que depende de las consejerías, quedando fuera del mismo los empleados de empresas públicas o consorcios. Según estas fuentes, de todas las consejerías, sólo Interior -que dirige Felip Puig-, recortó presupuesto en cargos de confianza. Si se tienen en cuenta los cargos de confianza de todos los organismos públicos, incluido el Parlamento autonómico, el recorte realizado por el Gobierno catalán para el 2012 se eleva a 298.000 euros.

Reducción de cargos políticos

Fuentes del Gobierno autonómico, por su parte, señalaron a este diario que “los cargos políticos se han reducido casi a la mitad en relación con la anterior legislatura y ha habido un ahorro total de 10 millones de euros. Primero, porque se suprimieron estructuras, pasando de 15 a 12 Departamentos, y luego, porque se quitaron direcciones generales. Además, en el 2011, cuando el salario de la función pública no se tocó, a los cargos de confianza se les congeló el sueldo y se eliminó una paga extra, con lo que se ahorraron 2 millones de euros. Los recortes del Gobierno, pues, comenzaron por la cúpula. Además, para este año están de nuevo congelados los sueldos y no se abonará una paga extra”.

Según el informe de la Ocupación Pública actualizado al mes de febrero, la Generalitat de Cataluña tiene, en la actualidad, 134 cargos eventuales, frente a los 220 de la anterior legislatura. Como “cargos eventuales” se entienden los cargos de confianza no estructurales. En esos 134, están incluidos los tres ex presidentes (Jordi Pujol, Pasqual Maragall y José Montilla), tres asesores de los partidos políticos del Parlamento y los seis jefes de las Delegaciones de la Generalitat en el extranjero, es decir, las conocidas popularmente como embajadas.

En cuanto a altos cargos, los 205 que había con el Tripartito pasan a ser, en esta legislatura, 162, al abordarse la concentración de empresas y organismos públicos. Además, según las fuentes consultadas, esa cifra bajará aún más “porque las reestructuraciones que comenzaron a realizarse hace cinco o seis meses no han terminado y de aquí a verano seguirán las concentraciones, por lo que se eliminarán aún más cargos”.

Las desavenencias entre Gobierno catalán y funcionarios vieven una nueva etapa de desavenencias después de que la reunión de la Mesa de la Función Pública acabase sin acuerdo alguno. “Salimos con la sensación de que hay muy poca seriedad por parte de la Administración y salimos sin saber si van a aprobar o no su plan la semana que viene”, señala a El Confidencial Manuel Espínola, representante de CCOO en la reunión.

La Generalitat está dispuesta a llevar adelante un recorte del 5% de los salarios de los funcionarios, pero rehúye la discusión de los recortes en la Mesa. “Intentamos que entrase a hablar del tema de los interinos y de los recortes, ya que lo que pretende coloca a muchos trabajadores en una situación muy precaria. Pero fue imposible. Se negó en redondo. Lo único que repitieron los representantes de la Administración varias veces era que habíamos acudido a la reunión con la intención de evitar el recorte del 5% de los salarios. ¡Hombre claro! ¿Para qué, si no, íbamos a negociar?”, añade Espínola.

La Generalitat quiere ahorrar con estos recortes unos 16 millones de euros, pero para los sindicatos existen otras medidas que pueden ser más efectivas. “Propusimos la eliminación de un tercio de las horas extraordinarias. No se puede decir a 6.800 personas que se les reduce la jornada y, a cambio, seguir manteniendo las extraordinarias, porque hay que sacar el trabajo igualmente. Por otro lado, también queríamos negociar el descuento salarial a los altos cargos, que este año es el mismo que el año pasado, mientras que a los demás trabajadores se les pide un recorte del 5%. Y, por otra parte, planteamos la eliminación de la jornada ampliada de los jefes de servicio. Estos jefes cobran un 11% más de su salario para hacer su trabajo, que debería estar incluido en su sueldo. Todas estas medidas, en su conjunto, supondrían bastante más de 16 millones de euros, pero el Gobierno no quiere ni entrar a discutir la cuestión”.

El Confidencial (22.03.2012)

Sé el primero en comentar en «La Generalitat catalana gasta 9 millones en pagar cargos de confianza»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »