El resultado se sabía de antemano desde

El resultado se sabía de antemano desde el momento en que era la Sala del TSJC la que debía tomar la decisión. La GenCat sabía de antemano que en dicha sala la mayoría de los jueces apoyaba las tesis de la imposición ligüistica. Por tanto, el sueño fue bonito mientras duró, pero la realidad se ha impuesto una vez más: la separación de poderes es una utopía y sólo existe uno, el político, que engulle vergonzosamente a los dos restantes.

Sé el primero en comentar en «El resultado se sabía de antemano desde»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*


Traducción »